Actualidad

“Diecisiete meses de Gobierno, mientras la corrupcion, vieja y nueva, se agudiza”

El gobierno se autodenomina de ‘transición’ y realmente no estamos claros de hacia dónde se orienta la transición, pues, solo se enuncian objetivos opacos como la cirugía mayor a la corrupción y la reinstitucionalización del país, sin embargo, han transcurrido 17 meses de gobierno y no se vislumbra acción contundente alguna, mientras la corrupción vieja y la nueva se agudizan, y las instituciones son cada vez más incapaces de enfrentar la gravedad de la crisis moral, política, jurídica y económica que se acumuló en la década correísta.

Por ello es que se nos viene la idea de que este gobierno no es de transición sino de “tradición” porque se continúa con el tradicional libreto correísta, lo cual es obvio, si se halla vigente la Constitución, la legislación, la institucionalidad y hasta el recurso humano correistas.

Si el Gobierno quiere ser de transición, entonces que asuma el papel de tal, sin dilaciones ni vacilaciones y proyecte una Asamblea Constituyente de carácter incluyente, esto es que se integre no solo por la partidocracia, sino por las organizaciones clasistas, los movimientos sociales, las nacionalidades, la academia, fuerza pública, y cultos, de tal forma que la nueva Constitución responda a la realidad actual de la nación.

Mauro Terán Cevallos

Quito