“Vamos a dejar todo en Brasil”

  Actualidad

“Vamos a dejar todo en Brasil”

Ecuador enfrenta al único clasificado de la Conmebol al Mundial con la obligación de sumar. El boleto a Rusia 2018 está en juego.

Entrenamiento Selección Nacional.

Las palabras de Pedro Quiñónez exponen el deseo colectivo: hoy está prohibido perder. Un esfuerzo monumental, contra pronósticos, frente a la historia y ante un rival que ha volado sobre estas eliminatorias. Ecuador debe dejar todo esta noche en Brasil, que a pesar de ya estar en el Mundial de Rusia 2018, alineará a su constelación de estrellas. Hasta un empate puede tener tintes de victoria.

Es cierto que las posibilidades de clasificar a un cuarto mundial son mínimas, pero como lo dijo el volante de Emelec, “hay que tener fe y aferrarse al trabajo” de estos futbolistas.

Y es que lo imposible en el fútbol es cada vez más diminuto. Nadie pensó que esta selección podía dar el batacazo en Buenos Aires ante la selección de Argentina, que era capaz de conseguir 12 puntos en cuatro jornadas, pero lo hizo, y hoy, quizás, vuelve a hervir la sangre de los 11 ecuatorianos en cancha y dejan el país de la samba con otra sorpresa, como lo dijo Antonio Valencia: “si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.

Gustavo Quinteros ha tenido que batallar sus propias luchas, entre lesionados, sancionados y jugadores esenciales que atraviesan un momento irregular. Hoy debutaría en un duelo oficial Robert Arboleda como pareja central de Gabriel Achilier. Además, Máximo Banguera defenderá el arco, luego de su buen desempeño en Copa Libertadores.

También probará, por primera vez, con una trivote en el medio campo: Quiñónez como encargado de romper el juego y más libres Christian Noboa con Fernando Gaibor.

La duda pasa en el referente de área, Felipe Caicedo o Enner Valencia. El del Lazio italiano pelea por titularidad y el otro ya lleva cinco goles en México.

Brasil saltará a la Arena do Gremio con su once en regla. El Neymar de los $ 263 millones, Casemiro que no se cansa de recuperar pelotas, y los Dani Alves y Marcelo que son unas gacelas en sus bandas. Un panorama no tan alentador para la Tricolor, que nunca pudo sacar puntos en este país. Hoy, 16 millones de banderas tricolores empujarán el sueño.