El “comando antigolpe” se siente en Venezuela

  Actualidad

El “comando antigolpe” se siente en Venezuela

Cuatro adversarios del Gobierno de Nicolás Maduro fueron encarcelados en Venezuela tras la activación el martes de un “comando antigolpe”, el puño de hierro con el que según analistas el presidente enfrentará a la oposición entre crecientes tensiones.<

Reuniones. Tintori con el vicepresidente de la Asamblea,  Freddy Guevara, ayer fuera de la sede en Caracas.

Cuatro adversarios del Gobierno de Nicolás Maduro fueron encarcelados en Venezuela tras la activación el martes de un “comando antigolpe”, el puño de hierro con el que según analistas el presidente enfrentará a la oposición entre crecientes tensiones.

Tres días después de que la mayoría opositora en el Parlamento declarara a Maduro en “abandono del cargo”, culpándolo de la crisis política y económica, el general en retiro Raúl Baduel fue enviado nuevamente a prisión.

Exministro de Defensa del fallecido expresidente Hugo Chávez (1999-2013) y luego crítico de su gobierno, Baduel, de 61 años, estaba en libertad condicional desde agosto de 2015 y ayer fue acusado de maniobras desestabilizadoras.

El miércoles, agentes de Inteligencia también apresaron al diputado Gilber Caro y a los concejales Jorge Luis González y Rosmer Rubio, de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

“La única herramienta que tiene el Gobierno frente al pueblo es utilizar el miedo y el terror y por eso ha juramentado un grupo que ellos llaman comando antigolpe”, dijo ayer a periodistas Julio Borges, presidente del Legislativo.

El ministro de Interior y Justicia, general Néstor Reverol, aseguró que fue develado “un plan terrorista desestabilizador”, con el cual vincula a los detenidos y a Lilian Tintori, esposa del encarcelado opositor Leopoldo López.

Reverol aseguró que el general Baduel mantenía reuniones conspirativas, y que los otros capturados estaban en posesión de armas y explosivos.

De acuerdo con el Gobierno, se buscaba generar violencia en el palacio presidencial de Miraflores para rescatar a López, condenado en 2015 a casi 14 años de prisión.

El ministro difundió un diálogo telefónico entre Tintori y Caro, pero que no alude al supuesto complot, solo incluye frases inconexas sobre una “liberación del jefe”.

Para el politólogo Manuel Malaver, las detenciones representan “un capítulo de máxima tensión” en el choque de poderes que vive Venezuela desde que la oposición tomó control del Parlamento en enero de 2016 con amplia mayoría.

“Llegó el momento en el que parece imposible que coexistan los poderes y estamos viendo una escalada hacia una mayor confrontación”, dijo Malaver.

Además, la oposición convocó a una marcha el 23 de enero, que el Gobierno relaciona con el supuesto complot.

La oposición ha advertido que el nombramiento de Tareck El Aissami como vicepresidente, la semana pasada, hace prever un aumento de la “represión” en Venezuela, donde según la MUD hay un centenar de “presos políticos”.

El mayor en retiro Clíver Alcalá, adversario de Maduro, compara el “comando antigolpe” con las Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP), ofensivas del gobierno contra la delincuencia que dispararon las denuncias de violaciones de derechos humanos.

Tanto Alcalá como Malaver creen que Maduro busca “bloquear” cualquier elección ante su bajísima popularidad. Para este año están previstos los comicios de gobernadores.

Señalamiento a Capriles

El contralor general, Manuel Galindo, dijo ayer que el líder opositor Henrique Capriles tiene “responsabilidad” en supuestas irregularidades administrativas junto a ocho personas más.

Capriles dijo que no asistió a la audiencia en Contraloría, programada para ayer, porque se negó el acceso al público y a la prensa, y aseguró que parte de un plan para inculparlo.

Nuevo intento de la misión de Unasur la próxima semana

Representantes del Vaticano y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), facilitadores de un diálogo en Venezuela, se reunirán con el Gobierno y la oposición, con miras a que retomen las negociaciones para superar la crisis política y económica.

“Tendremos contacto con el Gobierno Nacional y la MUD”, dijo el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, la noche del miércoles en Quito.

El diálogo es impulsado desde hace meses por la Unasur a través de los exmandatarios José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana).

“La semana entrante estaré en Caracas junto al representante d(e) la Santa Sede y los expresidentes para evaluar la situación política y reactivar los esfuerzos para continuar el diálogo”, tuiteó Samper.

El próximo viernes vence un plazo propuesto por el Vaticano y la Unasur -acompañantes del proceso iniciado el 30 de octubre- para crear condiciones que permitan reanudar las conversaciones.