Actualidad

“Los apagones son constantes”

En la ciudad las lluvias se han vuelto una constante en este mes de diciembre que ya está por acabar. Y con ellas han aparecido, como por arte de magia también, los apagones. Por ejemplo, en Lomas de Urdesa, en La Puntilla, en Samanes y Sauces, por citar solo algunos sectores de Guayaquil, los cortes se están haciendo constantes y ya sabemos que lo que más se afecta no es solo la comodidad que implica no tener luz, sino el daño que se produce a los artefactos eléctricos. ¿Quién paga por estos? Nadie, obviamente. El usuario debe tomarse la molestia de pagar la reparación. ¿Qué hay que hacer para que no hayan más apagones?

Cecilia Cordero R.