Actualidad

“$ 2.000 millones pueden perderse en el agro”

Hay preocupación por lo que sucede en el agro debido a la falta de agua. El presidente de la Cámara de Agricultura de la Segunda Zona y de la Federación de Cámaras, Rafael Guerrero, ante el pedido de emergencia del sector, como publicó EXPRESO, exige m

Zonas afectadas. Los ríos y esteros se quedan secos en Babahoyo.

Hay preocupación por lo que sucede en el agro debido a la falta de agua. El presidente de la Cámara de Agricultura de la Segunda Zona y de la Federación de Cámaras, Rafael Guerrero, ante el pedido de emergencia del sector, como publicó EXPRESO, exige medidas rápidas y duraderas.

“Este tipo de catástrofe es predecible si se implementan soluciones simples, como por ejemplo compuertas móviles, y si se dieran facilidades para la construcción de pozos profundos. Pero hasta ahora nada se ha hecho”.

El gremio propone que el Ministerio de Agricultura, como órgano rector, coordine con la Secretaría Nacional del Agua (Senagua) y las prefecturas la implementación, de manera urgente, de un plan a corto, mediano y largo plazo que garantice a todo empresario agrícola del país la dotación permanente del líquido vital, entre otros elementos básicos.

Si no, las pérdidas por los bajos rendimientos y “daños podrían ser superiores a los 2.000 millones de dólares”, ya que después de la sequía pueden presentarse inundaciones de forma inmediata “por la falta de infraestructura”.

Eso sin contar que, si se extiende el estiaje, está en peligro el consumo humano de agua en el campo.

“Como nada se ha hecho el problema será igual para el próximo año, porque este asunto es recurrente, como las soluciones que hemos propuesto”, recalca el presidente del gremio.

El pedido va también para la fiscalización de los consejos de Guayas y Los Ríos sobre el destino del dinero público entregado para riego y drenaje.

La semana pasada el vicepresidente de la Asociación de Juntas de Riego (Aejur), Rómulo Alcívar, pidió la declaratoria de emergencia del agro, pues calcula que se pederá alrededor del 30 o 40 % de la producción. Y mencionó que uno de los ingenios azucareros ha tenido que hacer pozos profundos para lanzar agua a los canales.

La Cámara de Agricultura señala que las pérdidas serán, en cambio, del 40 o 50 %, puesto que muchos agricultores sembraron productos de ciclo corto y permanentes, y ahora no tienen cómo regarlos.

Para Guerrero, cualquier reacción en diciembre es tardía y añadió que solo habrá manotazos de ahogado en un Gobierno “incapaz para solucionar los temas del agro”. GLC