Actualidad

Los latidos en el vientre materno

esús tomó la forma de un pequeño ser humano cuando fue concebido, por obra y gracia del Espíritu Santo. Una célula, dos células y,... a crecer. De pronto, su corazón comenzó a latir; se fueron formando poco a poco sus órganos; ya se podía mover, y pronto llegaría el momento de nacer. Si usted, mamá embarazada, conoce el caso de alguna mujer que acudirá a una persona para que acabe con la vida de su hijo, llévela a un lugar donde pueda escuchar los latidos fuertes del corazón del bebé; se tome un eco, y vea en la pantalla a un pequeño ser que se mueve, gira, se chupa el dedo -como lo hizo Jesús-, hace más de dos mil años.

Dr. Mario Monteverde R.