Actualidad

Lasso no tolerará la anarquía para desestabilizar el país

El presidente asistió ayer al cambio de mando de las FF. AA. En la ceremonia ofreció apoyar a la institución militar y fortalecer su seguridad social

LASSO VACUNAS
Vacuna. El presidente Guillermo Lasso recibió en Guayaquil su primera dosis de vacuna contra la COVID-19.Cortesía

Desfile militar, sobrevuelo de aviones y helicópteros militares, revista de tropas hubo durante el cambio de la cúpula de las Fuerzas Armadas en Parcayacu, Quito.

En la ceremonia militar, la primera a la que asiste el presidente Guillermo Lasso, tras su posesión el pasado 24 de mayo, hubo discursos, ofrecimientos, agradecimientos, condecoraciones y alertas.

Lasso cerró el ciclo de discursos elogiando la trayectoria de los nuevos miembros del alto mando que ocupan los cargos de oficiales salientes que desempeñaron sus tareas con profesionalismo.

Los incidentes de octubre de 2019 no estuvieron lejos de la memoria. El presidente recordó la actuación de los militares que dieron muestra del alto espíritu democrático en 12 días de paralización del país caracterizada por bloqueo de vías, ataque a instalaciones petroleras, paralización de servicios, actos vandálicos y hasta agresiones a periodistas.

pinchasso

Lasso recibió la primera dosis anticovid e insistió a la población para que haga lo mismo

Leer más

Hubo espacio en el discurso del presidente para recordar que se pretendió sembrar en el seno de Fuerzas Armadas la misma insidia que se esparció en la sociedad. “Quisieron dividirlos, dinamitar sus principios, quisieron regar en sus filas ideas perversas que solo benefician a unos cuantos oportunistas”, recalcó. 

Hubo más reconocimientos porque dijo que gracias a la firmeza de los uniformados es que el Ecuador ha sido y será tierra de paz que no han podido vivir otros países del continente “en donde lacras como el terrorismo permanecen hasta el día de hoy”.

Por eso consideró que es necesario valorar la paz que garantizan los militares y que su misión es esencial para garantizar las libertades.

Recordó que el nuevo “Ecuador del encuentro genera espacios de diálogo a todo nivel, pero siempre dentro de la democracia. No habrá tolerancia para grupos que actúen fuera del marco institucional y pretendan con anarquía desestabilizar al país. Nos la jugamos por la paz social y la tranquilidad ciudadana”.

Destacó la labor de los uniformados en el combate al narcotráfico, al contrabando, el apoyo a la Policía y el trabajo en la emergencia sanitaria por la COVID-19. “Siempre respaldaré el trabajo de las FF. AA. porque es ese esfuerzo el que sostiene el marco democrático”, enfatizó.

Volvió a referirse al Centro de Inteligencia Estratégica (CIES) que aseguró estará al servicio del Estado y la seguridad ciudadana, no para que se espíe la vida privada de las personas o al servicio de ‘oscuros intereses políticos’ porque la inteligencia es vital para detectar amenazas.

Ofreció que estará pendiente de sus necesidades más urgentes y cumplirá lo necesario para modernizar, equipar y fortalecerlas así como el sistema de salud militar, dignificar la carrera, apoyar acciones que garanticen una vida y retiro digno, porque garantizar su desempeño es garantizar la seguridad y paz en el Ecuador.

El nuevo jefe del Comando Conjunto de las FF. AA., Jorge Cabrera, agradeció por la confianza en el nuevo mando. Dijo que será revertida con el compromiso del cumplimiento de la misión de defender la soberanía territorial y protección de los derechos, libertades y garantías apoyando a otras instituciones del Estado.

Cabrera ofreció que la institución militar actuará en el marco de sus competencias respetando la ley y los derechos humanos y con firmeza contra quienes pretendan mancillar la soberanía, atentar contra la democracia o poner en riesgo la vida de los ciudadanos o de los soldados. “Nunca más un soldado herido o vejado por cumplir con su deber”, advirtió.

Su antecesor Luis Lara recordó que oscuros intereses políticos atentaron en los últimos tiempos contra la unidad de los ecuatorianos. Consideró que la insurgencia interna es una de las mayores amenazas para la integridad del país y los sucesos de 2019 y las recientes asonadas en Colombia y Chile, así lo confirman. Para el oficial, la paz es un bien frágil que se debe cuidar y proteger.

La actuación profesional de las FF. AA. permitió controlar la asonada de octubre.

Luis Lara, exjefe del Comando Conjunto

Antes de irse recordó que en las dos últimas décadas las Fuerzas Armadas han debido resistir el embate de políticos con ideologías extremas que, a pretexto de la armonía regional, han pretendido desmantelar a las instituciones responsables de la seguridad y la defensa. Hizo un pedido: las FF. AA. requieren recursos tecnológicos, humanos y de infraestructura que les permitan estar en todo el territorio para impedir que las fuerzas oscuras del crimen y terror se instalen en el país.

El detalle

Ofrecimiento. El presidente anunció que cumplirán con lo necesario para modernizar, equipar y fortalecer a las Fuerzas Armadas.