Actualidad

Lasso se pone el sombrero

La campaña va por los nichos. El candidato Guillermo Lasso (Compromiso Ecuador) pactó ayer el Acuerdo Nacional Agropecuario con Paul Olsen, el frustrado presidenciable de Centro Democrático que abandera el debate electoral agrícola.

Este era un acuerdo previsible.  Poco después de que Paul Olsen recibiera la notificación de Centro Democrático, el partido de Jimmy Jairala, que terminó pactando con Paco Moncayo y la Izquierda Democrática, sobre la anulación de su precandidatura, César

La campaña va por los nichos. El candidato Guillermo Lasso (Compromiso Ecuador) pactó ayer el Acuerdo Nacional Agropecuario con Paul Olsen, el frustrado presidenciable de Centro Democrático que abandera el debate electoral agrícola.

Con los niveles de indecisión aún por encima del 50 %, los cuarteles de campaña de Lasso lo vuelcan a la caza de votos frescos y ajenos, afianzados en compromisos concretos.

En este caso la promesa es clara: recoger el Proyecto Ecuador, una lista de reclamos y propuestas de agricultores y ganaderos que incluye la eliminación de impuestos, fomento de créditos, permiso de porte de armas para defensa y simplificación de trámites.

El discurso agrícola, hasta ahora notablemente liderado por el socialcristianismo: “solo el agro sacará adelante a este país”, postuló Cynthia Viteri el día de su oficialización como candidata, encuentra en Lasso una respuesta similar con distinto tono: “reactivaremos la economía desde el campo”.

La distancia de la centroderecha, en este como en otros puntos, está en los detalles. Allí apuntó Lasso ayer, convirtiendo el Centro de Convenciones de Guayaquil en escenario con voz propia: vestido con camisa vaquera a cuadros, sentado sobre pacas de paja, rodeados de verde, cacao y banano, coronado por un sombrero campesino (“vamos a convertirlo en uno de nosotros”, le dijo Olsen), evitando los colores partidistas y declinándose por el verde, y dejando el protocolo para los partidos políticos (“no necesitamos firmar nada, nos vale más un apretón de manos”, dijo Olsen cuando aprobaron el programa).

La presencia de Olsen no es menor. Su cara, vinculada a ganaderos del Litoral desde hace casi dos décadas, es la puerta de entrada a zonas rurales por parte de una candidatura pensada desde la ciudad. Antes de él, el agro no era una bandera visible en CREO.

“Olsen es un tipo respetado, con un programa y con experiencia”, dice uno de los colaboradores cercanos de Lasso, encargado del evento. “Acuérdate de él, se ha ganado un espacio en el próximo Gobierno”. El propio Lasso, sin confirmación en firme, regaló un guiño de confianza durante el ecuentro exploratorio que sostuvo con Olsen hace tres semanas, refiriéndose al dirigente como un “ministro de Agricultura de lujo”.

Este mecanismo de campaña, focalizado en sectores y compromisos, ocupará gran parte de la agenda próxima del candidato que, en uno de los tantos gestos de seducción política de ayer, modificó su eslogan de “gobierno del cambio” por un más acorde “gobierno del campo”.

La propuestas

1. Créditos

El candidato promete fundar BanEcuador para conceder créditos por mil millones de dólares, a bajo interés y largo plazo, para el sector.

2. Trámites

La propuesta incluye la eliminación de los trámites burocráticos que, a juicio del candidato, entorpecen la tarea agrícola en el país.

3. Seguridad

El presidenciable aseguró que permitirá el porte de armas para la defensa de los ganaderos que luchan contra el abigeato.

4. Exoneración

Lasso prometió la eliminación de impuestos prediales relativos a tierras agrícolas, así como la sobretasa arancelaria.

CREO se pinta hoy de naranja

El movimiento CREO ultimaba ayer las gestiones para un nuevo golpe de apoyo en favor de su candidato presidencial Guillermo Lasso. “Mañana presentamos 70 adhesiones de parte de militantes y exmilitantes de la Izquierda Democrática”, dijo uno de los estrategas del partido a EXPRESO.

La campaña de Lasso, enfocada en terminar de consolidarse sobre una candidatura de Paco Moncayo, cuyo epicentro político se circunscribe en la capital, apuntaba a llevar a cabo la presentación esta mañana en Quito, la trinchera de la renacida ID.

Las decenas de apoyos se gestionaron a través del presidente de CREO, César Monge.