Lasso y Paez, el primer binomio ante el CNE

  Actualidad

Lasso y Paez, el primer binomio ante el CNE

Llegó acompañado de sus dos hijas y de sus seguidores. Guillermo Lasso, el presidenciable de CREO, y su compañero de papeleta, Andrés Páez, inscribieron su candidatura y las de los asambleístas nacionales en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Inscripción. En el Consejo Nacional Electoral (CNE), su titular Juan Pablo Pozo; Guillermo Lasso y Andrés Páez, de CREO, y Guillermo Celi, de SUMA.

Llegó acompañado de sus dos hijas y de sus seguidores. Guillermo Lasso, el presidenciable de CREO, y su compañero de papeleta, Andrés Páez, inscribieron su candidatura y las de los asambleístas nacionales en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Ayer, en el salón de la Democracia, estaban los militantes de las tres organizaciones políticas aliadas para las elecciones de 2017: CREO, SUMA y Juntos Podemos. Ellos, que llevaban carteles con la nueva iconografía de su unidad, gritaban: “Viva Lasso, Lasso presidente” y “una sola vuelta”.

El candidato y su vicepresidente, Guillermo Celi, quien encabeza la lista de los legisladores nacionales, y Paúl Carrasco, prefecto de Azuay, exhibieron su mejor sonrisa desde el escenario.

Una funcionaria del CNE anunció las palabras de bienvenida del presidente de esa entidad, Juan Pablo Pozo. Él no se inmutó cuando el público le silbó y le advirtió a voz en cuello: “Cuidado Cepíllín -apodo popular- los votos se respetan” o “Correísta”.

Después habló Carrasco, de Juntos Podemos. “Aquí está el Ecuador verdadero, el de la diversidad. El país queda quebrado y el presidente Correa no es un economista, sino un aventurero que llegó al poder”, sentenció.

Siguió Celi, de SUMA. “Somos los candidatos de la unidad por el cambio. En Manabí y Esmeraldas fiscalizaremos los recursos de la reconstrucción por el terremoto. Allí crearemos zonas francas para dar trabajo”, anunció.

Páez se levantó entre los aplausos de la gente y dio un mensaje al CNE: “Cuidado se les ocurre alterar la voluntad del pueblo. Disfruten de su último año en el CNE, no habrá más espacio para los empleados de Correa”, advirtió.

Al final, intervino Lasso. Su discurso estuvo dirigido a cada uno de los sectores que, según él, han sido golpeados por el Gobierno de la autodenominada revolución ciudadana.

A los jóvenes les dijo que el ingreso a las universidades será libre. Para la Unión Nacional de Educadores (UNE) ofreció devolver la personería jurídica y el Fondo de Cesantía. A los Yasunidos, en cambio, prometió una veeduría ciudadana para auditar los daños de la explotación petrolera.

También anunció que votarán al “tacho de basura” varias normas, como la Ley de Comunicación y el Decreto 16. “Eliminaremos varios impuestos”, repitió en medio de la euforia de sus simpatizantes.

Llegó acompañado de sus dos hijas y de sus seguidores. Guillermo Lasso, el presidenciable de CREO, y su compañero de papeleta, Andrés Páez, inscribieron su candidatura y las de los asambleístas nacionales en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Ayer, en el salón de la Democracia, estaban los militantes de las tres organizaciones políticas aliadas para las elecciones de 2017: CREO, SUMA y Juntos Podemos. Ellos, que llevaban carteles con la nueva iconografía de su unidad, gritaban: “Viva Lasso, Lasso presidente” y “una sola vuelta”.

El candidato y su vicepresidente, Guillermo Celi, quien encabeza la lista de los legisladores nacionales, y Paúl Carrasco, prefecto de Azuay, exhibieron su mejor sonrisa desde el escenario.

Una funcionaria del CNE anunció las palabras de bienvenida del presidente de esa entidad, Juan Pablo Pozo. Él no se inmutó cuando el público le silbó y le advirtió a voz en cuello: “Cuidado cepellín -apodo popular- los votos se respetan” o “Correísta”.

Después habló Carrasco, de Juntos Podemos. “Aquí está el Ecuador verdadero, el de la diversidad. El país queda quebrado y el presidente Correa no es un economista, sino un aventurero que llegó al poder”, sentenció.

Siguió Celi, de SUMA. “Somos los candidatos de la unidad por el cambio. En Manabí y Esmeraldas fiscalizaremos los recursos de la reconstrucción por el terremoto. Allí crearemos zonas francas para dar trabajo”, anunció.

Páez se levantó entre los aplausos de la gente y dio un mensaje al CNE: “Cuidado se les ocurre alterar la voluntad del pueblo. Disfruten de su último año en el CNE, no habrá más espacio para los empleados de Correa”, advirtió.

Al final, intervino Lasso. Su discurso estuvo dirigido a cada uno de los sectores que, según él, han sido golpeados por el Gobierno de la autodenominada revolución ciudadana.

A los jóvenes les dijo que el ingreso a las universidades será libre. Para la Unión Nacional de Educadores (UNE) ofreció devolver la personería jurídica y el Fondo de Cesantía. A los Yasunidos, en cambio, prometió una veeduría ciudadana para auditar los daños de la explotación petrolera.

También anunció que votarán al “tacho de basura” varias normas, como la Ley de Comunicación y el Decreto 16. “Eliminaremos varios impuestos”, repitió en medio de la euforia de sus simpatizantes.