Actualidad

Juez niega acción de protección a Jorge Glas

Ese recurso fue presentado por un grupo de simpatizantes de Glas.

descarga (2)
Simpatizantes del exvicepresidente Jorge Glas pedían la nulidad del proceso penal y la restitución de su cargo en la Vicepresidencia.Internet

La justicia ecuatoriana rechazó una acción de protección que pretendía la nulidad del proceso que condenó a seis años de cárcel al exvicepresidente Jorge Glas por recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, informó la Procuraduría, este viernes 14 de diciembre de 2018.

La acción de protección, que se aplica cuando hay vulneración de derechos constitucionales, fue “rechazada por el juez competente” en una audiencia celebrada el jueves en Quito, señaló el organismo que defiende los intereses del Estado.

Ese recurso fue presentado por un grupo de simpatizantes de Glas, quien lleva un año en prisión y que el pasado martes anunció por Twitter que suspendió la huelga de hambre que realizaba desde hace 52 días por ser cambiado de cárcel.

“Los accionantes demandaban la nulidad del proceso penal por asociación ilícita en contra del ingeniero Jorge Glas Espinel y solicitaban su restitución al cargo de Vicepresidente de la República”, indicó la Procuraduría.

Glas está condenado en primera instancia a seis años de cárcel por recibir sobornos por 13,5 millones de dólares de Odebrecht y perdió las funciones de vicepresidente en enero último por ausencia definitiva en el cargo al estar detenido desde la etapa de indagación del caso.

La acción de protección fue planteada en contra de la presidencia de la república, por lo que debió actuar el procurador general Íñigo Salvador, y el juez la rechazó por considerar que el abogado de los accionantes “no había demostrado ninguna vulneración de derechos” de Glas y porque se pretendía que “se analizara la validez de un proceso penal”, agregó la Procuraduría.

Glas fue el responsable de los sectores estratégicos de Ecuador durante el gobierno del exmandatario Rafael Correa (2007-2017), quien vive en Bélgica y está llamado a juicio por su presunta participación en el secuestro del exlegislador Fernando Balda, ocurrido en Colombia en 2012, enfrentando orden de prisión.

El noviembre, el exvicepresidente fue hospitalizado de manera momentánea debido a una afectación en su salud por la huelga de hambre que realizada.