José María Ponce: empresario, 'ironman' y padre

  Actualidad

José María Ponce: empresario, 'ironman' y padre

El deporte es el nexo con sus hijos, asegura el presidente del Cámara de Industrias y Producción. 

JOSE MARIA PONCE (8350426)
José María Ponce junto a sus hijos José María y Bárbara.Karina Defas

'Yo soy tu padre' es el especial digital preparado por EXPRESO en el Día del Padre para reconocer la figura paterna dentro de la familia y abordar cómo este rol ha ido evolucionando con el tiempo, compaginándolo con las áreas que escogieron para sus vidas: desde la política, el deporte y el emprendimiento, hasta la música.

Si combinar la paternidad con el trajín de un alto ejecutivo ya es complicado, José María Ponce le agregó un grado más de dificultad: ser triatleta. "Acabo de venir del mundial de Ironman, que es un deporte que me demanda muchísimo entrenamiento", cuenta Ponce.

Bailes

Entre la nostalgia y el baile se celebró al papá guayaquileño

Leer más

De hecho, el deporte se ha convertido en el nexo que le une con sus hijos. José María (13 años), quien practica tenis y Bárbara (11 años) apasionada por el golf.

Ponce, gerente General de la empresa textil Texsa, también es el actual presidente de la Cámara de Industrias y Producción (CIP). Además, es director de Enkador, una firma especializada en fibras sintéticas y textiles.

¿Cómo logra compaginar su vida de empresario, deportista y papá? Con organización y disciplina, dice.

Mi día a día siempre es muy parecido. Madrugado siempre es ejercicio, durante el día la oficina y las tardes y fines de semana siempre mi familia

Cada actividad tiene su tiempo, asegura Ponce, y el tiempo con su familia es muy valioso, incluso para su actividad deportiva. "

6018338721ee6
El empresario durante sus competencias de triatlón.Cortesía

La relación de este empresario con el deporte inició desde temprana edad. De hecho, fue parte de todas las selecciones de su colegio, el SEK, y jugó tenis hasta acabar sus estudios universitarios en los Estados Unidos. Sin embargo, a los 34 años se enganchó al endurance al cumplir un sueño de su padre, José María, de correr una maratón con sus hijos. Fue cuando el deportista descubrió una verdadera pasión con la triatlón de media y larga distancia.

El empresario considera que la pandemia le unió con sus hijos porque al teletrabajar ellos pudieron conocer de cerca a lo que se dedica. "Cuando son chiquitos, no saben bien lo que hace el papá (...) Se despertó un interés de ellos de saber lo que hablaba con personas en la pantalla", sostuvo Ponce.