Actualidad

El Issfa limita prestaciones por deuda estatal

La situación financiera del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) también es uno de los motivos de protesta.

El Issfa limita prestaciones por deuda estatal

La situación financiera del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) también es uno de los motivos de protesta.

Eso y las reformas a las pensiones aprobadas por la Asamblea provocan anuncios de concentraciones, demandas de inconstitucionalidad y acciones internacionales por parte de militares activos y pasivos.

Según las cifras del Instituto a las que tuvo acceso EXPRESO, la deuda estatal asciende a 393’426.211 dólares (ver gráfico). Ese monto ha pasado, este año, por un incesante sube y baja que depende de las transferencias que hace el Ministerio de Finanzas. Desembolsos que responden, también, de la coyuntura: ahora, por ejemplo, la entidad está a la espera de asegurar el pago del décimo tercer sueldo, que debe hacerse hasta el 15 de diciembre.

La historia de la deuda es conocida. El Estado tiene cuentas pendientes por la entrega de asignaciones correspondientes a diciembre de 2014, diciembre de 2015 y, al menos, ocho meses de 2016 en varios rubros.

El vocal Bolívar Silva, delegado de los oficiales en servicio pasivo en el Directorio del Issfa, aseguró a EXPRESO que lo único que está al día es el pago de pensiones.

¿Las consecuencias? El delegado recuerda, por ejemplo, que los atrasos en la asignación de recursos limitaron la concesión de préstamos quirografarios e hipotecarios. En 2016 esa entrega estuvo en suspenso durante casi seis meses. Se retomó en septiembre pero no con montos abiertos como antes. Ahora hay una determinada cantidad para entregar a los afiliados.

El otro rubro afectado fue la ejecución de proyectos inmobiliarios. En 2015, por ejemplo, ya no hubo inversión por falta de recursos.

Silva asegura que también hay demora en el pago de cesantías y una afectación mayor en inversiones: bonos del Gobierno, certificados en bancos y compras en la bolsa de valores.

Lo que sí se arregló fue la concesión de préstamos para la compra de departamentos o casas pero con constructores privados. Antes el Issfa construía viviendas y urbanizaciones, que según el delegado, se vendían a precios convenientes.

Por eso también protestan quienes dependen del Issfa. Según el presidente de la República, los militares retirados “están planificando disturbios, incidentes”. Los acusa, además, de tener una agenda política. MCV