Irregularidad, la marca del torneo nacional

  Actualidad

Irregularidad, la marca del torneo nacional

La tabla de posiciones muestra un campeonato parejo en la parte alta, aunque eso también se debe a la poca estabilidad de los equipos.

El torneo está muy peleado, es cierto. No está dicha la última palabra, pero también es gracias a esa irregularidad.

Paúl Vélez de Macará, Pablo Repetto de Liga de Quito y Fabián Bustos de Delfín coincidieron en sus últimos análisis al asegurar que “cualquiera puede ganar a cualquiera” en este torneo.

Ellos consideran que el campeonato es parejo, y la tabla de posiciones de la segunda etapa respalda su argumento.

Sin embargo, el nivel del torneo queda en duda. Barcelona estuvo invicto en el arranque y perdió contra el peor equipo de 2018, Guayaquil City. Después cayó en una racha de siete juegos sin ganar. Macará, el líder, solo ha perdido un cotejo y fue ante Técnico Universitario, el segundo peor del año. Mientras que Emelec no puede ganar fuera del Capwell.

Bustos habla de una paridad en lo más alto. “Estamos a la altura de los líderes. A la par con Macará, Barcelona, Aucas, Liga y Emelec. Hay que ver si los resultados se nos dan, pero no hay mucha diferencia como para dejar de pensar en ganar la etapa. Estamos en condiciones de pelear cada partido”.

Para él, todos los equipos están en las mismas condiciones.

Ángel Fernández, mundialista en 2002, también cree que existe mucha competitividad. Para él, todos los equipos se han preparado mejor y por eso se dan buenos compromisos en todas las fechas.

Pero para el mundialista en 2006 Edwin Villafuerte, el nivel del torneo ha bajado con relación a ediciones pasadas. Dice que si bien hay equipos que tratan de dar espectáculo, no son capaces de sostenerlo y por ello la irregularidad es la marca de esta temporada.

Una referencia para el nivel de los clubes ecuatorianos este año es la participación en los eventos internacionales. En ellos todos la pasaron mal.

En la Copa Libertadores ningún equipo fue capaz de superar una fase. Emelec y Delfín jugaron directamente en los grupos y ambos terminaron en el último lugar. Independiente del Valle y Macará fueron eliminados en la primera ronda que enfrentaron en los repechajes previos a los grupos.

En la Sudamericana la historia cambió un poco. Solo Barcelona fue incapaz de pasar una fase. El Nacional llegó a la segunda ronda, mientras que Liga de Quito fue eliminada en octavos de final. Anoche el Deportivo Cuenca buscaba un milagro en Brasil. De todas maneras, ninguno llegó.

El torneo está muy peleado, es cierto. No está dicha la última palabra, pero también es gracias a esa irregularidad.

Los expertos en Expreso

Ha bajado el nivel

Se nota que la segunda etapa del campeonato es la más peleada porque todos los equipos apuntan a los premios. Desde ese punto de vista es normal que se den resultados llamativos, pero en general el torneo no tiene un nivel como en ediciones anteriores. Ha bajado y esa es nuestra realidad. En unas tres fechas creo que se aclarará todo.

Es un torneo sui géneris

El nivel de los equipos es parejo y por eso se ven buenos partidos. Salvo Guayaquil City, que parece que se prepara solo para ganarle a Barcelona, los demás equipos están en condiciones de sorprender. Se nota que hay mucha competencia y eso es bueno. Claro, queda el pendiente de trasladar eso a los torneos internacionales. Nos falta esa materia.

Es competitivo

Por argumentos futbolísticos existe paridad en los equipos. Delfín está a la altura de esa competencia y creo que se está jugando un gran torneo. Hay varios equipos con posibilidades (de ganar la etapa y jugar la final) y eso hará que todas las fechas se jueguen con muchas ganas. El torneo es competitivo.

html