El invierno pone a prueba las obras en el canton Playas

  Actualidad

El invierno pone a prueba las obras en el canton Playas

Ana Barcos caminaba ayer con dificultad por la avenida Zenón Macías y la calle Galo Ramírez (Playas), sorteando charcos de agua y lodo acumulado a un costado de la vía, como secuela de las lluvias de los últimos días.

1. Con las escasas lluvias registradas en Playas, este es el panorama de la av. Zenón Macías (foto superior). 2. En el barrio Los Esteros, el alcantarillado pluvial tiene problemas (arriba, derecha). 3. La calle Alexander, detrás del mercado, se convierte

Ana Barcos caminaba ayer con dificultad por la avenida Zenón Macías y la calle Galo Ramírez (Playas), sorteando charcos de agua y lodo acumulado a un costado de la vía, como secuela de las lluvias de los últimos días.

Esto ocurre pese a que la primera calle, en enero, recibió un tratamiento de doble riego (asfalto) después de ser intervenida con obras de alcantarillado sanitario, por lo que se supone que debe estar expedita.

A dos cuadras, María Yagual trataba de evacuar el agua estancada en un sector del barrio Los Esteros, donde en diciembre se culminó un ducto cajón que recogería las aguas lluvias. En el malecón, Julio Quimí renegaba porque su carro cayó en un bache y se rompió el amortiguador. En cambio, en la avenida Paquisha, zona de los ostreros, Sebastián Moreira, dueño de un comedor, reclamaba por la culminación del asfaltado en ese sector.

Por estos inconvenientes, habitantes como Iván Campos cuestionan las obras. Campos considera que los trabajos están mal planificados y mal hechos en parte de la avenida de la Zenón Macías, desde la calle 15 de Agosto hasta el centro comercial, tramo que presenta hundimientos, agua y lodo que se acumulan a los costados.

Según la rendición de cuentas de la alcaldesa Miriam Lucas, en el 2015 se asfaltaron 30 calles. Sin embargo, estas están llenas de lodo y los sumideros taponados por el fango que arrastran los vehículos de las vías que no tienen asfalto.

Los comerciantes del mercado, por su parte, exigen que se aceleren los trabajos de asfaltado de la calle Alexander, que se convierte en un lodazal cuando llueve. Y el malecón está lleno de baches y agua estancada por falta de alcantarillado pluvial y sanitario. Los servidores turísticos agregan que llevan ocho años esperando el nuevo malecón y el mercado.

Fernando Cabrera, director de Obras Públicas, sostuvo que las obras están en un proceso de prueba que dura hasta 6 meses y se tenía previsto que existan fallas por la consolidación del terreno, que las constructoras ya están corrigiendo.

Parte de la Zenón Macías no tiene alcantarillado pluvial, por eso el agua se acumula y el trabajo de asfaltado es provisional hasta que pasen las lluvias. El malecón se lo reconstruirá después del invierno y se hacen los estudios para conectar al ducto cajón de los sectores que se inundan en el barrio Los Esteros, construyendo una red de tuberías. Asimismo, hay un proyecto de asfaltado de más barrios, así como de regeneración de aceras. Cabrera destacó que toda obra está planificada y que este año el 60 % de los problemas estará solucionado.