Actualidad

Inversiones y comercio protagonizaran visita de Moreno a China

La comitiva encabezada por Moreno estará integrada también por el canciller ecuatoriano, José Valencia; el ministro de Economía, Richard Martínez; el de Comercio Exterior, Pablo Campana, y el de Energía, Carlos Pérez, además de varios empresarios ecuat

Moreno y el resto de la delegación ecuatoriana, una treintena de personas en total, aterrizarán mañana en Pekín a las 10:30 horas locales y permanecerán en la capital china hasta la tarde del jueves.

El presidente Lenín Moreno llega mañana, 11 de diciembre de 2018, a China para una visita de Estado de tres días al frente de una delegación gubernamental y empresarial con el objetivo de atraer inversiones al país sudamericano y fomentar las exportaciones ecuatorianas.

La comitiva encabezada por Moreno estará integrada también por el canciller ecuatoriano, José Valencia; el ministro de Economía, Richard Martínez; el de Comercio Exterior, Pablo Campana, y el de Energía, Carlos Pérez, además de varios empresarios ecuatorianos.

Moreno y el resto de la delegación ecuatoriana, una treintena de personas en total, aterrizarán mañana en Pekín a las 10:30 horas locales y permanecerán en la capital china hasta la tarde del jueves.

El primero de los actos programados en la agenda de Moreno el mismo martes será un encuentro con empresarios ecuatorianos, al que seguirá una reunión con la presidenta del Consejo de China para la Promoción del Comercio Exterior.

Posteriormente, la delegación ecuatoriana participará en la inauguración de un foro de negocios con empresarios chinos y del país latinoamericano.

El miércoles comenzará con una ofrenda de flores en el Monumento de los Héroes del Pueblo, en la céntrica plaza capitalina de Tiananmen, y una visita al cercano Museo Nacional de China, tras lo que Moreno se reunirá con el presidente chino, Xi Jinping, en el Gran Palacio del Pueblo.

Está previsto que Xi y Moreno rubriquen varios memorandos, acuerdos y convenios en materia judicial, agrícola, de gestión de emergencias, de inversiones, de cooperación económica, y de aviación civil.

Entre estos también se encuentra “un memorando de entendimiento para la cooperación” sobre el proyecto estrella de Xi, la Franja y la Ruta de la Seda, un ‘macroproyecto’ internacional de inversión en infraestructuras mediante el que China busca una expansión mundial amable y en el que Ecuador quiere participar.

Al encuentro le seguirá una cena ofrecida por el mandatario chino en honor a la delegación ecuatoriana.

El jueves Moreno visitará el Centro de Desarrollo Tecnológico de Huawei, empresa que, según el Gobierno ecuatoriano, “tiene interés en aumentar su inversión en Ecuador”.

Esa misma tarde, el presidente se reunirá con el primer ministro chino, Li Keqiang, y con el presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional China (el órgano legislativo), Li Zhanshu, con lo que concluirá la visita a China y proseguirá la gira internacional en Catar.

En los días previos al viaje a China, el ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, aseguró que la visita servirá para tratar de estimular la venta en el país asiático de productos locales como la pitahaya (llamada “fruta del dragón” en China) o la quinoa, además de intentar que se alivien los aranceles sobre del camarón.

En los últimos diez años, el déficit comercial ecuatoriano no petrolero con China se ha situado de media en los 1.334 millones de dólares anuales (o 1.166 millones de euros).

En la actualidad, China es el segundo mayor socio comercial de Latinoamérica, con un comercio entre el país asiático y los de América Latina y el Caribe por valor de 228.600 millones de dólares (200.000 millones de euros) durante los nueve primeros meses de 2018, lo que representa un aumento del 20 por ciento respecto al año anterior.

América Latina ocupa además el segundo lugar entre las inversiones chinas en el extranjero: el año pasado, las empresas chinas invirtieron 387.000 millones de dólares (unos 340.000 millones de euros) y los contratos firmados tuvieron un valor de 164.200 millones (144.000 millones de euros).

Entre las cuestiones que han rodeado la visita de Moreno a China se encuentra la de la deuda, ya que el país sudamericano tiene una abultada deuda con Pekín de préstamos y proyectos concedidos durante la época de Gobierno del anterior presidente, Rafael Correa.

Esta circunstancia ha generado quejas de círculos opositores, quienes acusaron a Correa de haber hipotecado el país frente a China.