La inversion privada fue para los sectores mas empleadores

  Actualidad

La inversion privada fue para los sectores mas empleadores

El mismo año en que Ecuador accedió a alrededor de 15.000 millones de dólares en deuda, la inversión cayó en el país en torno a 3.000 millones de dólares. Hace falta mirar atrás cinco años, a 2011, para ver cifras tan bajas similares a las que publica

La inversión privada fue para los sectores más empleadores

El mismo año en que Ecuador accedió a alrededor de 15.000 millones de dólares en deuda, la inversión cayó en el país en torno a 3.000 millones de dólares. Hace falta mirar atrás cinco años, a 2011, para ver cifras tan bajas similares a las que publica el Banco Central entre enero y septiembre de 2016 en el rubro Formación Bruta de Capital Fijo. Es decir, en inversión pública y privada que lleva seis trimestres consecutivos en negativo.

Aunque no hay estadísticas para medir el año completo, los tres primeros trimestres de 2016 dan cuenta del desplome en el monto de capitales que circularon: 17.500 millones de dólares, cuando un año antes, en el mismo periodo, Ecuador tenía 20.160 millones de dólares apuntalando las industrias. Esos casi 2.700 millones menos de inyección de dinero a las actividades productivas son reflejo de la línea descendente en la que se encuentra la inversión desde el segundo trimestre de 2015.

En medio de esa contracción, el sector privado ha encontrado espacio para reconquistar la bandera de inversor mayoritario, enfocado en las actividades productivas que más empleo generan como la agricultura, el comercio, la industria manufacturera o las actividades inmobiliarias. En 2013 y 2014, el Estado, engordado por la bonanza petrolera, adelantó al sector privado en las inversiones al inyectar el 57,8 % (2013) y el 54,2 % (2014) de los capitales. Pero esos dos años de liderazgo público no borraron el historial del aporte del sector privado que, contando la última década, sobrepasa el del aparato estatal y que, además, en medio de la crisis de los dos últimos años ha, incluso, crecido.

Mientras el Estado ha recortado casi 3.000 millones entre 2013 y 2015 (las cifras de 2016 publicadas no diferencian aún por sector público o privado), el ámbito privado ha aumentado sus inyecciones en un monto semejante.

Desde 2007, del bolsillo privado han salido 11.500 millones de dólares más que del aparato estatal. En concreto, fueron casi 96.000 millones de dólares de 2007 a 2015, de un total de 180.000 millones de dólares de inversión, frente a los 84.400 millones de fondos públicos.

Estos últimos se destinaron principalmente -con una significativa ventaja- a la Administración Pública y Seguridad Social, seguida de lejos por la explotación de minas y el suministro de electricidad y agua.

Los recortes en la inversión privada sintonizan con la estrategia gubernamental que, ante la coyuntura económica, aseguró que el ajuste vendría por el lado de la inversión de capitales.

Capitales privados

Desde el 2007 al 2015 (a falta de desglosar por sector las cifras de 2016), el sector privado ha inyectado como inversor $ 95.868 millones a la economía del país, de los $ 180.251 millones, recibidos en formación bruta de capital fijo. Se ha destinado a actividades inmobiliarias, industria manufacturera, comercio, agricultura y suministro de electricidad y agua.

Aparato Estatal

En la última década, el Estado ha ido aumentando su rol como inversor hasta liderar la inyección de capitales en 2013 y 2014, por delante del sector privado. En ese periodo, aportó con $ 84.383 millones que se destinaron a la Administración Pública, explotación de minas, servicios básicos, enseñanza y salud. En 2015, se redujo en casi $ 3.000 millones.