Inteligencia no logra resurgir

  Actualidad

Inteligencia no logra resurgir

Desde la creación del CIES, en 2018, siete directores han pasado por allí. Un informe de Inteligencia Militar indica que al interior hay desconfianza y celo

Inteligencia
2021. Los legisladores que visitaron el CIES pudieron conocer cómo avanza la reestructuración a cargo del ministro Fernando Donoso.Angelo Chamba

La información es poder. El Centro de Inteligencia Estratégica (CIES) es, en teoría, la fuente de información más importante del Gobierno. Su razón de ser es obtener la mayor cantidad de datos sobre las amenazas al Estado y generar alertas tempranas que ayuden a fortalecer la seguridad.

En la práctica, el CIES está desconectado de otros subsistemas de inteligencia, que deberían actuar como sus ojos. Las unidades de inteligencia policial, militar, financiera, aduanera, inteligencia penitenciaria y tributaria cuidan sus datos y evitan el intercambio de información con el CIES.

La razón es la estela de desconfianza que arrastra este organismo, adjunto a la Presidencia de la República, y que durante el correísmo, entonces con el nombre de Senain, actuó como una policía secreta para perseguir a opositores.

Esta conclusión se recoge en un informe de Inteligencia Militar al que tuvo acceso este Diario, en donde se analizan los problemas estratégicos del CIES. Según el documento, entre los agentes policiales, militares y civiles “hay celo profesional y desconfianza” que se sustenta en tres factores.

El primero la falta de un marco normativo o política específica que norme las actividades que realizan. En el país, por ejemplo, es ilegal que los agentes compren información o realicen trabajos encubiertos, en donde ellos se introducen al mundo de las mafias, como sí ocurre en otros estados como Colombia. Además, al iniciar una investigación contra una persona, el Código Penal indica que se le debe notificar.

El segundo hecho que separa, sobre todo a policías y militares, es el enfrentamiento del 30 de septiembre de 2010. La división se profundizó en el gobierno de Rafael Correa cuando se modificó la estructura policial, cuya rectoría pasó al Ministerio de Gobierno y se retiró a los uniformados del Servicio de Protección Presidencial.

El tercer argumento de la desconfianza institucional es “la politización, corrupción interna y el desconocimiento de las autoridades que ejercen la rectoría del Sistema Nacional de Inteligencia en el país”.

Desde la creación del CIES, en abril de 2018, por parte del entonces presidente Lenín Moreno, han pasado siete directores. Ninguno tiene experiencia en el manejo de unidades vinculadas a la Inteligencia o contrainteligencia. Sus hojas de vida van desde abogados, comunicadores, gestores culturales, exgobernadores, empresarios en petróleos y minería, líderes en partidos políticos y militares en servicio pasivo.

Para Mario Pazmiño, exdirector de inteligencia, el hecho de que el CIES funcione como una secretaría de la Presidencia y que su cabeza sea nombrada sin criterios técnicos, más bien por una cuota política, “sus objetivos no están orientados a los intereses del Estado, sino a defender al Ejecutivo”.

El trabajo de los directores es articular todas las alertas para ayudar a otras entidades a combatir el narcotráfico, crimen organizado, terrorismo, ciberdelincuencia, subversión o extremismos políticos.

La rotación de autoridades y su desconocimiento ya muestra las primeras consecuencias para el Gobierno de Guillermo Lasso. La última masacre en la cárcel del Litoral ocurrió sin que el CIES enviara una alerta al jefe de Estado sobre las amenazas inminentes que representan los cabecillas de las organizaciones delictivas. Otro hecho es la tasa de homicidios que pasó de 7,8 en 2020 a 9,9 muertos por cada 100.000 habitantes en este año.

cobo

Fausto Cobo deja el SNAI para dirigir el Centro de Inteligencia Estratégica (CIES)

Leer más

Otra debilidad del sistema de inteligencia, que abona a la desconfianza, es la poca transparencia sobre sus prácticas y la gestión de su presupuesto. El CIES recibe 44 millones anuales y gran parte del dinero se va “en gastos reservados”.

Para el asambleísta Ramiro Narváez, presidente de la Comisión de Seguridad, la vía para terminar con la era del espionaje político es establecer una adecuada articulación entre los distintos subsistemas de inteligencia. Además debe tener personal de carrera. En esa mesa legislativa se construye el Código de Seguridad para reestructurar el CIES.

LA CIFRA 

44

MIllones

es el presupuesto que recibió el CIES en 2020 y gran parte se usa en gastos reservados.

  • LOS PROTAGONISTAS

Hizo frente la violencia de ‘Guacho’

Jorge Costa Palacios

Un mes después de asumir el CIES se registró la muerte de cuatro militares y el secuestro del equipo de prensa de El Comercio. Costa es un militar en servicio pasivo y tiene una licenciatura en Administración.

Gestor cultural y comunicador

Marlo Brito Fuentes

El entonces presidente Lenín Moreno lo nombró el 23 de noviembre de 2018. El 5 de febrero de 2019 dejó el cargo. Es consultor internacional en proyectos con enfoque de DD.HH. y políticas de género.

Subversión de octubre no se alertó

Ricardo Luque Nuques

Estuvo desde febrero de 2019 hasta abril de 2020. Las protestas de octubre fueron el evento más importante que Luque, un abogado, no supo maniobrar. El Gobierno reconoció que no hubo alertas tempranas.

De consejero político a Inteligencia

Juan DeHowitt Holguín

El 23 de abril de 2020 se anunció el traspaso de Juan Dehowitt de consejero de Lenín Moreno al CIES. Él inició su carrera política con el gobierno de Rafael Correa. También fue gobernador de Tungurahua con Moreno.

El primer delegado de Lasso

Ralph Suástegui

Apenas llegó a Carondelet, Guillermo Lasso encargó el CIES a su secretario general. Estuvo al frente del sistema de Inteligencia hasta el 31 de agosto. Lasso anunció que haría una auditoría para definir su futuro.

Empresario en minas y petróleos

Galo Robalino Valencia

Estuvo 20 días en el cargo, hasta que Lasso le pidió la renuncia tras conocerse que como persona natural no había pagado impuestos en los últimos años. Él es un empresario en minas, petróleos y el área inmobiliaria.

Masacre en cárcel, en su primer día

Fausto Cobo Montalvo

El mismo día que fue al CIES dejó la dirección de las cárceles y se dio la última masacre. Es militar retirado. Fue director de la Academia de Guerra del Ejército. Estuvo en Colegio Interamericano de Defensa, en EE. UU.