Inteligencia artificial, lo que creia y no es verdad

  Actualidad

Inteligencia artificial, lo que creia y no es verdad

Cualquier tecnología nueva, especialmente si tiene potencial para lograr un gran cambio, suele enfrentar resistencia.

Inteligencia artificial, lo que creía  y no es verdad

Cualquier tecnología nueva, especialmente si tiene potencial para lograr un gran cambio, suele enfrentar resistencia. El cambio, sea tecnológico o de otra clase, nos pone incómodos. Más si se trata de Inteligencia Artificial (IA) e imaginamos a una computadora aprendiendo del humano hasta lo malo o a miles de máquinas reclamando venganza tal como lo pinta la ficción. Hoy despejamos algunos datos erróneos de la IA que le devolverán un poco de paz.

Nunca se creará una IA con inteligencia similar a la humana

Ya tenemos máquinas que igualan o superan la capacidad humana en juegos como el ajedrez, en la compraventa del mercado de valores y hasta en las conversaciones. Los ordenadores y los algoritmos que los impulsan solo pueden mejorar, y será cuestión de tiempo que estas máquinas destaquen en cualquier actividad humana.

La inteligencia artificial destruirá empleos

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE): “Históricamente, los efectos de generación de ingresos de nuevas tecnologías han demostrado ser más potentes que los efectos de desplazamiento de mano de obra: el progreso económico ha estado acompañado no solo de mayor producción y productividad, sino también de un mayor empleo general”. Eliminar mucha de nuestra carga de trabajo, tanto física como mental, sí es uno de los planes.

Nos volverá cognitivamente dependientes

Este mito lo responde IBM: En todo caso, no más de lo que sucedió con la llegada de las calculadoras, los mapas o la imprenta. En cambio, nos llevará hacia una mayor comprensión del mundo que nos rodea, y propiciará un cambio sustancial en la cognición humana y planos superiores de pensamiento.

La IA acabará con la privacidad

En lo que concierne a la información, “la IA en realidad es mejor para proteger la privacidad a través de técnicas avanzadas como el aprendizaje profundo para la des-identificación y la preservación de la privacidad, explica IBM en un informe enviado a EXPRESO.

Un parche solucionará el problema de controlar la IA

Los futurólogos y teóricos de la IA no logran explicar cómo seremos capaces de contener y controlar una IA superior, o cómo lograr que sea amistosa. Investigadores del Instituto Tecnológico de California han sugerido que podría aprender los valores y convenciones sociales de los seres humanos simplemente leyendo cuentos. Probablemente será mucho más complicado que eso.

Seremos destruidos por una superinteligencia artificial

No hay ninguna certeza de que una IA vaya a destruirnos ni de que finalmente encontremos métodos para contenerla y controlarla. El teórico de la inteligencia artificial Eliezer Yudkowsky dice: “La IA no te odia ni te ama”. Pero no hay nada garantizado. Elon Musk, de Tesla, ha señalado: la IA puede usarse para controlar, regular o monitorizar otras IA, o podríamos dotarlas de valores humanos o con la imposición de ser amistosa con nosotros.

Y ¿cómo avanzará?

Según la Information Technology and Innovation Foundation (ITIF) para que las sociedades reciban todos los beneficios económicos y sociales que la inteligencia artificial tiene para ofrecer, “se necesita, primero y principal, acelerar, en lugar de restringir, el desarrollo y la adopción de tecnología. Y eso a su vez requiere que los encargados de hacer políticas se resistan al tecno-pánico de la inteligencia artificial. En cambio, deben encarar las posibilidades futuras con optimismo y esperanza”.