La institucionalidad a jirones

  Actualidad

La institucionalidad a jirones

La Contraloría también recibe críticas por supuestos informes. La entidad rinde cuentas al Consejo de Participación. El voto de confianza está en Pablo Celi.

Los integrantes de la veeduría al examen de la deuda pública, que desarrolla la Contraloría, se reunieron para definir mecanismos de trabajo. La próxima semana volverán a conversar, pero en dos grupos: uno con expertos jurídicos y otro con especialistas t

Han sido dos golpes certeros a su credibilidad. Su extitular por los últimos 10 años, Carlos Pólit, enjuiciado por corrupción y dos supuestos informes que se han hecho públicos, pero cuya veracidad ha sido cuestionada. Antes de eso, la Contraloría era una de las pocas entidades públicas que no había sido cuestionada.

Ahora, ya existe un pedido para que se audite la totalidad de su gestión. Lo hizo el activista Fernando Villavicencio.

Una de las acusaciones contra Pólit es que emitió informes en favor de la constructora Odebrecht y, por eso, recibió cuatro millones de dólares. El fiscal, Carlos Baca Mancheno, advirtió hace pocos días que “todo lo que pasó en la época de Pólit tiene una razón de ser. Cuidado”.

Tres días después de esa declaración, él mismo fue señalado por un presunto delito de peculado con base en un supuesto informe de Contraloría sobre el uso de gastos especiales en la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain).

Actualmente, la legislación no contempla un mecanismo externo para auditar a la Contraloría. La entidad solo está obligada a rendir cuentas al Consejo de Participación Ciudadana. Es parte del mismo ejercicio anual que hacen todas las entidades. La Asamblea también podría llamar a comparecer al titular de la institución y pedirle explicaciones.

El Consejo y la Asamblea, sin embargo, también están en la lista de instituciones con poca credibilidad. La misma vicepresidenta, Alejandra Vicuña, reconoció a inicios de año que el Consejo “queda debiendo” a la gente. Y, según las encuestas, el 77,9 % de la población no cree en el Legislativo.

La Contraloría, en cambio, sí puede verificar la gestión de la Contraloría. Los auditores internos hacen permanentemente, explicaron fuentes de la institución a EXPRESO, revisión a los funcionarios, a los procesos e incluso a las oficinas.

Un ejemplo de eso son las tres auditorías que están en marcha para revisar los informes que se emitieron en el caso Odebrecht. También se volverá a verificar la auditoría de los gastos especiales.

Esos exámenes han sido ordenados por el fiscal subrogante. Desde junio, cuando asumió el despacho, ha marcado distancias con quien fue su jefe: Carlos Pólit. Reactivó, por ejemplo, los procesos en contra del exvicepresidente, Jorge Glas, y el exdirector del IESS, Richard Espinosa, que terminaron en destitución, y contra el superintendente, Carlos Ochoa, por irregularidades en GamaTV. Ese está en trámite.

“Esto demuestra que hay funcionarios públicos que no se van contra Alianza PAIS o contra la oposición. Él ha sido más universal y, bajo esas condiciones, creo que está haciendo bien su trabajo”, opinó Jorge Rodríguez, miembro de la Comisión Ciudadana Anticorrupción.

Las instituciones

Ejecutivo

El presidente Lenín Moreno es, todavía, el mejor evaluado aunque su credibilidad va de bajada, según Cedatos. El 61,2 % de la población cree en su palabra.

Justicia

La ‘metida de mano en la justicia’, que ofreció el expresidente Correa se hizo realidad durante su gobierno, ha dicho la oposición, que denunció injerencia.

Electoral

Los últimos procesos electorales estuvieron marcados por la cercanía de los consejeros con el Gobierno de turno. La oposición ha hablado de fraude.

Asamblea

La escasa labor de fiscalización y de producción legislativa ha sido criticada incluso por legisladores. ¿El último caso? No haber enjuiciado a Jorge Glas.

Participación

Su trabajo para elegir autoridades de control no ha sido bien acogido. Tampoco ha destacado en su tarea de combatir la corrupción.

Procuraduría

Las críticas llovieron por el atraso de esa entidad en el juicio en contra de Jorge Glas. La defensa en casos internacionales también está bajo sospecha.

Fiscal general

Avanza la investigación

La investigación previa abierta al fiscal general, Carlos Baca Mancheno, por peculado cuando era miembro de la Comisión 30S, formada por el expresidente Rafael Correa, avanza en la Fiscalía de Pichincha. Ayer la fiscal subrogante Thania Moreno recibió la versión del activista Fernando Villavicencio.

El político y el exasambleísta Andrés Páez denunciaron a Baca por supuestos cobros irregulares.

El fiscal Baca atribuyó la apertura del expediente a ‘intereses oscuros’ que estarían detrás. Pero Thania Moreno señaló a EXPRESO que ella solo cumple con su obligación de investigar y verificar la denuncia recibida. MCV