Actualidad

Instantáneas coronavíricas: Leonidas Iza, el talibán que nunca ríe

A Lourdes Tibán los jóvenes radicales de la Conaie ni la saludan siquiera. Entre ella y el líder del levantamiento de octubre hay una diferencia significativa: el sentido del humor

Lourdes Tibán en la Asamblea del MICC, 14 ago. 2020
“Güisqui”. La selfie de Lourdes Tibán en la asamblea de Cotopaxi.EXPRESO

Conaie: la cortina de hierro no cae

“No conozco las razones para que mashi Leo me odie tanto...”, escribió este sábado Lourdes Tibán en un kilométrico mensaje, emotivo y chispeante por partes iguales, que colgó en el Facebook. Entre ella y Leonidas Iza se tiende una cortina de hierro que la exasambleísta de Pachakutik ha intentado franquear, pero que el talibán de la Conaie se esfuerza por mantener incólume: para él, la política no consiste en el arte de tender puentes, sino en encontrar la forma más ruidosa de dinamitarlos.

Luego de que Iza retirara el viernes su precandidatura para la presidencia con el argumento de que en Pachakutik todo está amarrado y obedece a los lineamientos de un oscuro pacto “con la derecha”, la ruptura parece irreconciliable. Cosas gruesas se dijeron en esa reunión del movimiento provincial de Cotopaxi: Mafia, basura, traidores, lacras, peste, corruptos, malnacidos, “si fueran animales les venderíamos…”. “Así como estamos no podemos ni dirigir una comuna, peor llegar a la presidencia”, observó Lourdes Tibán en su llamado (infructuoso) a la unidad.

Elocuentes mensajes se cruzaron en las redes los actores de este drama. Mensajes cargados de ese tipo de información que los dirigentes acostumbran a negar cuando se los confronta con ella. A quienes apoyan a Leonidas Iza y acusan a los demás de traidores (aquellos que, según Lourdes Tibán, ni siquiera saludan), se los tacha de “jóvenes aventureros” y se los identifica como “Mariáteguis” (ya conocidos por su firme creencia en la lucha armada), “Inty República” (ojo, este nombre es nuevo) y “correístas” (que no necesitan presentación). Son muy jóvenes, muy ignorantes y muy violentos, y acaban de alzarse con una victoria: la casi segura postulación de su líder, Leonidas Iza, como cabeza de lista para la Asamblea. Pretenden, a partir de eso, recolectar firmas para hacer de la Conaie un nuevo partido. Asistimos, quizá, a los últimos días de Pachakutik y del movimiento indígena tal como lo conocemos.

Comparecencia. Los dirigentes indígenas, Leonidas Iza (izquierda) y Jaime Vargas (derecha), a su llegada ayer a la

La Conaie lleva sus discrepancias con Pachakutik hasta la justicia indígena

Leer más
Rueda de prensa del movimiento indígena de Cotopaxi, para deponer la precandidatura de Leonidas Iza, 14 ago. 2020.
Enojo. Rabiosamente depuso Leonidas Iza su precandidatura.EXPRESO

Imperativo moral: portarse serios

Desde octubre de 2019 hasta la fecha: ¿alguien ha visto reír a Leonidas Iza? ¿Sonreír siquiera? ¿Alguien lo ha visto, en su faceta pública, relajarse y bromear? La risa, ese inequívoco rasgo de humanidad, exclusivo de nuestra especie, capaz de vencer resistencias y tender lazos entre las personas, brilla por su ausencia en el dirigente talibán de la provincia de Cotopaxi. Esa muestra de inteligencia y sensibilidad que constituye el sentido del humor es tan ajeno a él como al prófugo de Bélgica. Más, pues el prófugo por lo menos hace un esfuerzo de vez en cuando y finge, lo cual resulta extremadamente agrio, mientras que Iza ni siquiera lo considera necesario.

En las asambleas generales del movimiento indígena, como la que se celebró el viernes pasado en Cotopaxi, cuando todo está listo para que empiecen las deliberaciones es Leonidas Iza quien toma la palabra para pedir a los presentes que eviten las bromas, los chistes, las risas. Es él quien vela para que las discusiones se desarrollen en el marco de seriedad que considera apropiado. Lourdes Tibán, en cambio, no deja de carcajearse “incluso cuando arde fuego”: así lo admite ella por escrito en su Facebook, e inserta el emoticón de una llamita.

Asamblea de Cotopaxi. Se discute con el reglamento de elecciones internas en la mano. Unos y otros citan el artículo tal, el artículo cual... “A mí déjenme con el arti y sigan ustedes con el resto”, tercia Tibán para distender los ánimos. Todo el mundo ríe. ¿Todo el mundo? No. Cuenta Tibán: “Todo el mundo menos él, que está arrebatado porque ese rato no entienden nada”. Leonidas Iza no ríe nunca. Los suyos tampoco.

No reír: primera característica del talibán. No es raro que sea así pues la comedia es, desde la antigua Atenas hasta hoy, la primera característica de la democracia. No reía Robespierre, ocupado como estaba en guillotinar al prójimo; no reía Calvino, inquisidor y verdugo de su comunidad. Colocaron la virtud por encima de la humanidad. Hombres como Iza: ascéticos, puros, moralmente superiores. Guardianes de la moral. Tipos superserios.

Leonidas Iza, dirigente indígena de Cotopaxi

Instantáneas coronavíricas: RC coquetea con los talibanes

Leer más