El insoportable mundo de la migrana

  Actualidad

El insoportable mundo de la migrana

Quienes padecen de estos dolores pueden experimentarlo por horas e incluso por días.

Quienes padecen de estos dolores pueden experimentarlo por horas e incluso por días.

El dolor de cabeza es intenso y llega con una especie de latidos que no se detienen. Hay náuseas, a veces vómito, la luz molesta y el más mínimo ruido desespera. Solo aquellos que han vivido un ataque de migraña saben lo insoportable que es. Hay quienes han experimentado esas molestias por horas y otros a los que esa pesadilla les ha durado días (hasta 6).

Una de cada diez personas en el mundo vive con migraña. A veces como algo esporádico y en otras ocasiones como un dolor que vuelve con mucha frecuencia.

Están quienes sienten las advertencias (no sucede a todos). Minutos antes de que aparezca el dolor empiezan a tener alteraciones visuales. Son como destellos de luz. Puede haber hormigueo de un lado de la cara, en un brazo, en una pierna o presentar dificultades para hablar.

Es un mal que aparece a cualquier edad y esos dolores son tan intensos como parecen y llegan a afectar el desempeño de las actividades diarias. Es más, la migraña está entre las 20 enfermedades más frecuentes que incapacitan a las personas en el ámbito laboral, indica Moisés Castro, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Seguridad y Salud Ocupacional.

Jacqueline Macías, presidenta de la Sociedad Ecuatoriana de Estudio y Tratamiento del Dolor, explica que existen algunos desencadenantes dietéticos para la migraña, como el hecho de retrasar o perderse alguna de las comidas, por lo que llevar una adecuada alimentación es clave.

Los más propensos

• La migraña es tres veces más común en las mujeres que en los hombres. Se presenta con mayor frecuencia en los años más productivos de la vida (entre los 25 y los 55 años). Además, incide la predisposición genética. Si uno de sus padres la sufre, usted también podría tenerla.

Las opciones

• Hay una serie de alternativas, desde los fármacos recetados por el médico, hasta terapias de relajación y la aplicación de toxina botulínica, conocida como bótox. Se incluye un cambio en la alimentación y mejores hábitos de sueño. Se pide también tomar agua.

De los más fuertes

• La migraña está entre los diez dolores más fuertes del mundo, al igual que la neuralgia del trigémino (un tipo de dolor crónico que afecta a la cara). También constan el cólico renal, el parto, el dolor de muelas, por quemaduras, ciática, cálculos biliares, golpe en los testículos y rotura de huesos.

¿Qué debemos evitar?

• Hay alimentos que pueden desencadenar la migraña. En la lista están el chocolate, algunos tipos de quesos, pescado ahumado, hígado del pollo, higos y algunas legumbres. También los alimentos procesados, fermentados, adobados y enlatados. No a todos afectan por igual.

Lo que detona

• Los cambios hormonales en la mujer durante el ciclo menstrual inciden también en estos dolores, al igual que el hecho de no dormir lo suficiente, tomar alcohol o estar sometido a altos niveles de estrés. Hay quienes sienten esas molestias cuando dejan de tomar café.

En Ecuador

• Según los registros del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC), el año pasado se registraron en el país 1.198 egresos hospitalarios por migraña y otros síndromes de cefalea. De estos casos, 336 fueron en hombres y 862 en mujeres.

El experto

“Una cirugía puede acabar con esos dolores”

Andrés Rivadeneira, cirujano neuroplástico

- El doctor Andrés Rivadeneira ha realizado más de 200 cirugías de migraña en los últimos dos años en Ecuador, con una efectividad superior al 90 %.

- ¿En qué consiste esta operación?

- Lo interesante de esta cirugía que es de mínima invasión. Se realizan cortes muy pequeños, de solo un centímetro. Entramos con unas cámaras por la zona donde nace el cabello para ver los nervios y una vez que liberamos esos nervios se termina la cirugía.

- ¿Cuánto dura esa intervención?

- La cirugía dura 45 minutos y la recuperación toma una hora más. Luego de ese tiempo, el paciente puede ir a casa. Requiere de un reposo relativo y en 48 horas está nuevamente la persona en sus actividades cotidianas. Incluso no se notan las cicatrices.

via GIPHY

html