Actualidad

Inocentadas y sobornos

La denuncia hecha por el Departamento de Justicia norteamericano sobre sobornos pagados en Ecuador por la poderosa empresa Odebrecht, es la segunda noticia conmocionadora y, sobre todo, reveladora, que se ha dado este año 2016. La primera fue la de los “Panama Papers” que, incluso, ha sido motivo de una consulta popular, cumpliendo con un “compromiso ético”, programada para el mismo día en que vayamos a las urnas a renovar el Ejecutivo y el Legislativo. Y ahora nos toca examinar tal denuncia precisamente el día en que se lo dedica a las “inocentadas”, que sirven para burlarnos del prójimo, andando con mucho cuidado para que el prójimo no haga lo mismo con nosotros.

Los catorce candidatos que integran los binomios no gobiernistas y también los que aspiren llegar a una curul legislativa integrando listas de la oposición, tienen ahora una magnífica oportunidad para, desde el próximo 3 de enero que se inicia oficialmente la campaña electorera, de acuerdo al cronograma del CNE, pues, de valerse de esta investigación que tendrá que hacer muy a fondo el fiscal general Chiriboga (sin la inexplicable lentitud con la que trató el caso de la “valija diplomática” y otros “affaires”), incluso viajando a Washington de ser necesario, para usando lo más negativo de las sospechas que recaen sobre aún desconocidos funcionarios públicos “coimados”, aparecer ante los sufragantes (que ahora lo pueden ser desde los 16 años, incluidos también militares y policías) con penetrante olor de santidad, como una suerte de confrontación entre el incienso y el azufre.

No se trata, pues, la denuncia de los gringos sobre la empresa brasileña de una “inocentada”. Y de esta suerte se tendrá que averiguar, por ejemplo, ¿por qué si Odebrecht fue expulsada del país por no cumplir a cabalidad con la construcción de la hidroeléctrica San Francisco, 2 años después fue nuevamente “recogida” para otorgarle jugosos contratos en nuevas obras?

Don Alexis Mera, hablando a nombre del Gobierno, ha dicho que “caiga quien caiga” se dará con todos los culpables y se los castigará. Al parecer los “paraísos fiscales” quedan tachuela en este caso. Y la tierra de Pelé y Lula se convierte en “la gran tentadora”.

cazonf@granasa.com.ec