La innovacion y sus enemigos

  Actualidad

La innovacion y sus enemigos

La innovación y sus enemigos

la innovación tecnológica es a menudo ensalzada por su poder para superar los principales desafíos del desarrollo, estimular el crecimiento económico e impulsar a las sociedades para que avancen. No obstante, con frecuencia enfrentan grandes obstáculos en su implementación, ya que los gobiernos, a veces, prohíben rotundamente su aplicación. Considere la imprenta, que fue una bendición para las religiones del mundo por la reproducción y difusión de sus textos sagrados. Sin embargo, el Imperio otomano prohibió la impresión del Corán durante casi 400 años. ¿Por qué oponerse a una tecnología tan beneficiosa? La resistencia a los avances tecnológicos, por lo general, se arraiga en el temor de que la interrupción del “statu quo” podría causar pérdida de empleos, ingresos, poder e identidad. Aquellos que se oponen a las nuevas tecnologías también pueden emplear la difamación, la desinformación, e incluso la demonización -un enfoque que sin duda ha tenido éxito en el pasado. En 1674, las mujeres inglesas emitieron una petición en contra del café, alegando que causaba esterilidad y por lo tanto debía ser consumido solamente por personas mayores de 60 años – un mercado muy pequeño en aquel momento. Al año siguiente, el rey Carlos II ordenó la supresión de las cafeterías, a pesar de que probablemente él estaba más motivado por el deseo de proteger la cuota de mercado de las bebidas locales, tales como las bebidas alcohólicas y en aquel entonces el recién introducido té, que por los rumores de infertilidad. La resistencia a los tractores a principios de los 1900 tomó una forma ligeramente diferente. Los productores y los comerciantes de animales de tiro temían a la mecanización, que amenazaba su modo de vida. Pero sabían que no podían mejorar sus productos con mayor rapidez de la que los ingenieros podían mejorar los suyos; por lo tanto, el bloqueo de la propagación de los tractores sería imposible. En vez de ello, trataron de impedir el desplazamiento de los animales de granja realizando una campaña que promocionaba sus virtudes. La Asociación Americana de Caballos emitió panfletos declarando que, “una mula es el único tractor a toda prueba que se haya construido”. El grupo también señaló que los caballos podían reproducirse a sí mismos, mientras que los tractores se depreciaban. Las personas casi nunca rechazan el progreso tecnológico por pura ignorancia. En lugar de ello, luchan por proteger sus propios intereses y medios de vida. Evitar las barreras al progreso tecnológico requiere comprender y abordar sus desventajas. A medida que las máquinas se hacen cada vez más capaces, los robots están reemplazando un número cada vez mayor de trabajadores. No pasará mucho tiempo hasta que esos robots sean capaces no solo de realizar tareas más complejas, sino también de aprender más rápido de lo que los trabajadores puedan ser entrenados. Es irracional pensar que algunos trabajadores no serán desplazados tal como ocurrió con los animales de tiro. Pero si reconocemos estas pérdidas y las abordamos de frente, podremos evitar una reacción en contra de innovaciones tecnológicas que son potencialmente beneficiosas y obtener el mayor provecho de la creatividad humana.

Project Syndicate