Actualidad

Inicia juicio para dos exjueces de Pastaza por posible cohecho

Hay 33 testigos y peritos que serán interrogados ante el tribunal de la Corte que instaló la audiencia a las 09:00 de este miércoles 29 de enero.

AURELIO QUITO
Los exjueces de Pastaza Aurelio Quito y Bolívar Torres son juzgados en el octavo piso de la Corte.Henry Lapo / EXPRESO

Hasta el mediodía de este miércoles dos peritos fueron interrogados por la Fiscalía y la defensa de los procesados, los exjueces Aurelio Quito y Bolívar Torres, sospechosos de haber incurrido en el posible delito de cohecho.

El juicio se instaló en el octavo piso de la Corte Nacional de Justicia ante el tribunal presidido por Wilman Terán e integrado por los jueces Daniella Camacho e Iván Saquicela. El fiscal subrogante Wilson Toainga ofreció probar que los exjudiciales participaron en el cometimiento del presunto ilícito. El pasado 17 de enero el conjuez David Jacho los llamó a juicio en calidad de autor a Quito y Torres como cómplice.

El caso inició con la denuncia presentada por el también exjuez de la Corte de Pastaza Jhon Álava. Él era parte del tribunal que debía resolver la apelación de la acción de protección negada en primera instancia por el exjuez Aurelio Quito, en el caso denominado como Río Piatúa.

juzgado

Dos exjueces de Pastaza, a las puertas de juicio por cohecho

Leer más

Según Álava el exjuez Quito le habría ofrecido beneficios administrativos y económicos para que ratifique la sentencia que dictó inicialmente en el caso. El supuesto ilícito se habría cometido el 3 de septiembre de 2019 en un restaurante de Puyo. En ese local, el exjuez Quito habría entregado a Álava 19.000 dólares en efectivo que llevaba en el interior de una caja de licor.

Según la Fiscalía habría existido otra bolsa con 18.000 dólares que habrían sido destinados a Torres, otro de los miembros del tribunal de apelación.

Según Rigoberto Ibarra, abogado del exjuez Quito, lo ocurrido en el caso fue planificado y a su cliente se le tendió una trampa.

De los 40 testigos convocados para el juicio, 33 respondieron al llamado. Los primeros interrogatorios se dirigieron a los peritos Luiggi Tito y Christian Pérez. El primero fue convocado por la fiscal que dirigió la acción el 3 de septiembre mientras que el segundo fue el que estuvo a cargo del levantamiento de los indicios como dispositivos, el dinero guardado en una funda que estaba al interior de una caja de wisky, dos botellas de licor, entre otras cosas.

Por varias ocasiones el juez Terán tuvo que llamar la atención del fiscal y de los defensores. Los interrogatorios no se podían desarrollar fluidamente debido a las objeciones de la defensa del exjuez Quito a las preguntas de la Fiscalía para los peritos. Hubo dos recesos. El juicio podría extenderse hasta la siguiente semana.