Independiente del Valle vencio a Olimpia en Sangolqui

  Actualidad

Independiente del Valle vencio a Olimpia en Sangolqui

Un triunfo sobre algunos ex. Independiente del Valle tomó una mínima ventaja sobre Olimpia de Paraguay, por la segunda fase de la Copa Libertadores. Pero aquello quedó de lado por un momento en el estadio General Rumiñahui.

Relación. El arquero Librado Azcona, del Olimpia paraguayo, se abraza con el delantero de Independiente del Valle, Jackson Pita. Ambos fueron compañeros el año anterior y llegaron a la final de la Copa Libertadores de América.

Un triunfo sobre algunos ex. Independiente del Valle tomó una mínima ventaja sobre Olimpia de Paraguay, por la segunda fase de la Copa Libertadores. Pero aquello quedó de lado por un momento en el estadio General Rumiñahui.

Para los jugadores del cuadro paraguayo Librado Azcona y Jhonatan González y su técnico, Pablo Repetto, fue la ocasión perfecta para un último abrazo con sus excompañeros. Los tres volvieron al estadio donde tuvieron tantas satisfacciones y si bien lo hicieron como rivales, sintieron nuevamente el cariño de los aficionados.

Librado Azcona fue el más aplaudido. Apenas terminó el juego, los hinchas que estaban en la tribuna empezaron a gritar su nombre. Él los miró y aplaudió, como gratitud. Después, caminó hacia el centro de la cancha, donde se despidió de todos los integrantes del Independiente. Con algunos bastaba el choque de manos, con otros, por su cercanía, era necesario un abrazo, como al delantero Jackson Pita y al volante Gabriel Cortez.

Pablo Repetto se quedó en la zona técnica. Hasta allá fueron los jugadores para abrazarlo. Mientras que Jhonatan González prefirió saludar con ellos al interior de los camerinos.

El ex de Emelec, Fernando Giménez, también volvió al General Rumiñahui. Él siempre lo hizo como rival, así que no hubo cariño para él. Tampoco lo buscó. Inclusive, durante el partido llegó a insultarse con el lateral Cristian Núñez, como en los viejos tiempos.

Máximo respeto

Al inicio buscaron a Repetto

Antes del partido, los jugadores de Independiente del Valle fueron al banquillo rival para saludar con el entrenador uruguayo Pablo Repetto.