Actualidad

Cuando la inclusion es una fiesta

Medio centenar de artistas celebró el Día de las Personas con Discapacidad con un concierto navideño. Participaron Maykel, Daniel Beta y otros talentos.

Protagonistas. Los hermanos Jefferson, Moisés y Gina llevan años siendo parte del coro, pero la noche de ayer fue muy especial para ellos.

Los hermanos Jefferson, Moisés y Gina Galora tienen años en el coro. Han cantado en varios escenarios. No es novedad esto de presentarse en público para ellos; pero el show del viernes pasado fue diferente.

Sabían, por la emoción de los presentadores, a quienes oían desde el camerino improvisado en la parte posterior del escenario, que este era un espectáculo más grande, con más espectadores. Mucho más especial.

Sí que lo era. En conmemoración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el Municipio organizó esta cita, a la que denominó concierto inclusivo ‘Navidad Juntos’, con más de 50 personas en el escenario y cientos de invitados.

De los Galora, el primero en salir a escena fue Jefferson, el mayor. Tiene 22 años y, como sus hermanos, es no vidente desde que nació. Aquello no ha sido limitante para que haga de la música parte de su vida.

En el piano, acompañó al cantante Gianpiero en ‘Noche de paz’, a quien luego apoyaron, en voz, al llegar el turno de ‘Marimorena’, Israel Díaz, que tiene parálisis cerebral, y Ana Paula Ramírez, quien, como los Galora, es miembro del Coro de No Videntes Notas de Luz.

Ana Paula es de raza negra y sonrisa amplia. Todo es humor. “La morena cantará Marimorena. ¡Jajaja!”. La respuesta hizo estallar de carcajadas a sus compañeras, en un instante de relajación previo a los números que ensayaron durante casi un mes.

Este concierto, dicen ellos, los del coro, es diferente porque permite demostrarle a Guayaquil que las personas con discapacidad pueden ser parte de todo lo que se propongan, “que no hay límites...”, resume Ana Paula.

El show tuvo lugar en el Parque Lineal, frente a la Universidad Católica y formó parte de las acciones del programa ‘Guayaquil Más Inclusivo’, de la Dirección de Acción Social y Educación (DASE).

Buscó motivar a la ciudadanía a hacer esfuerzos por una verdadera inclusión para quienes viven con alguna discapacidad. “Es que la discapacidad solo se siente al momento en que debes ayudarlos, guiarlos. Una vez en el escenario, ellos brillan, se emocionan, conmueven, rompen barreras”, comentaría después del concierto la cantante Lila Flores, quien por primera vez es parte de un espectáculo de este tipo.

Sus colegas de escenario, Daniel Betancourt, Maykel, Jorge Luis del Hierro, Gianpiero y otros se mostraron igual de emocionados.

“A ellos los aplaudimos alzando las manos”, explicaba Ximena Gilbert, funcionaria de la DASE, en la tarima, cuando los jóvenes del Coro de Lengua de Señas arribaron a la tarima. Al grupo lo preparó la maestra Geovanna Ricaurte, que durante todo el concierto tradujo a señas las canciones a un costado del escenario.

Todas las canciones que se escucharon forman parte del disco ‘Alégrate, es Navidad’, de autoría del compositor y productor Jorge Luis Bohórquez. La noche navideña y de inclusión, transmitida por redes sociales, hizo aseverar a Ximena Gilbert que “Guayaquil y el país grabarán en sus corazones los nombres de nuestros artistas con discapacidad”.

Una cita por la dignidad

El colectivo Inclusivo Ecuador Cuenta Conmigo organiza esta mañana una caminata que empezará en el parque Centenario, a las 09:30 y terminará con un plantón en la plaza San Francisco.

Personas con discapacidad física, auditiva, visual e intelectual se darán cita en la jornada, que fue bautizada como Caminata por la Dignidad e Inclusión.