Actualidad

El ultimo impuesto de 2016

Ayer, el debate interno de la bancada de Alianza PAIS (AP) duró varias horas y limó las preocupaciones de los legisladores sobre algunos temas.

Christian Viteri, de Alianza PAIS, habla con sus coidearios, Mauro Andino y Gilberto Guamangate, durante el segundo debate a la ley de la Plusvalía, enviada por el Ejecutivo. El oficialismo y la oposición se “enfrentaron” en el hemiciclo del plenario.

El movimiento verde flex tuvo una larga reunión antes de llegar a un acuerdo para votar la ley de la Plusvalía.

Ayer, el debate interno de la bancada de Alianza PAIS (AP) duró varias horas y limó las preocupaciones de los legisladores sobre algunos temas.

Ese proyecto enviado por el Ejecutivo con carácter urgente económico, tuvo cambios “más de forma que de contenido, analizamos el impacto, no la afectación”, contó Mauricio Proaño, uno de los coordinadores de la bancada.

Ya en el debate del Pleno, que se extendió hasta el cierre de esta edición, el presidente de la Comisión de Gobiernos Autónomos, Richard Calderón, explicó las nueve modificaciones, que incluyen la exoneración para las constructoras e inmobiliarias que se dediquen a vivienda social y prioritaria.

También la minusvalía, que reconoce la afectación negativa de una obra del Gobierno en un bien inmueble. Así como que exista una metodología para las inversiones en el sector rural, entre otros, explicó.

La discusión en el plenario fue intensa: la oposición, por su lado, atacó el proyecto porque “no solucionará el problema de la escasez de viviendas en el país”. Moisés Tacle, del PSC-MG, subrayó que el trasfondo de la iniciativa es “favorecer a empresas chinas que están presentes en la vida de los ecuatorianos: construyen proyectos, escuelas del milenio, carreteras, edificios para la burocracia, o sistemas de riego”, dijo.

En cambio, el independiente René Yandún, que también es miembro de la Comisión de Gobiernos Autónomos, señaló en su intervención: “un pedazo de tierra es mi propiedad, es mi dinero y yo sabré qué hacer”.

Eso para María Augusta Calle, de PAIS, fue “incitar a la rebelión”.

Mientras que Paco Fierro, del Partido Sociedad Patriótica, pidió sancionar a los involucrados en el caso de información privilegiada. “Alianza PAIS está en el Gobierno central y en los gobiernos locales. No hay sanción para los que venden esa información privilegiada”, puntualizó.

En la discusión, la oposición le recordó a la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, que su moción de retirar el artículo sobre las mineras porque no tenía relación alguna con la iniciativa del Ejecutivo. El tema se mantuvo.