El imperio de la ley

  Actualidad

El imperio de la ley

Si la materia de la Economía es el estudio de la conducta humana en función de las preferencias, gustos y posibilidades de las personas, el Derecho la complementa al establecer las normas bajo las cuales se ejerce la libertad. El mercado y las Cortes constituyen los foros de arbitraje para ejercer el intercambio entre ofertantes y demandantes, o en su defecto curar las disputas cuando estas no pueden ser resueltas con arreglo a las conveniencias económicas de cada cual. La ley norma la conducta del ciudadano frente al Estado, y establece los mecanismos de protección que el Estado le debe brindar al ciudadano para proteger sus derechos fundamentales, esto es la vida, la libertad y la propiedad.

Son los principios que constituyen lo que se conoce como el imperio de la ley, principios que consagran la igualdad de las personas; la no discriminación por raza, condición o sexo; y la independencia de la administración de la justicia. Sin el imperio de la ley no hay seguridad jurídica, y por lo tanto no hay posibilidad de una economía vibrante. Es condición ‘sine qua non’ para el ordenamiento civilizado de la sociedad, para el progreso material de sus integrantes, y la consolidación de la nacionalidad.