Actualidad

Imbabura busca que la Unesco la califique como un Geoparque Global

Volcanes, lagos, cascadas, diversos pisos climáticos y atractivos geomorfológicos de incalculable valor. Son apenas algunos de los detalles en los que la provincia de Imbabura sustenta su petición para ser calificada como un Geoparque Global.

Lago San Pablo. Uno de los atractivos naturales que tiene Imbabura.

Volcanes, lagos, cascadas, diversos pisos climáticos y atractivos geomorfológicos de incalculable valor. Son apenas algunos de los detalles en los que la provincia de Imbabura sustenta su petición para ser calificada como un Geoparque Global.

El plan para lograrlo empezó hace ya más de dos años. En junio de 2015, una delegación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) visitó Imbabura para valorar la candidatura presentada por el Ecuador.

El equipo reconoció diversos sitios, junto con representantes de los municipios y funcionarios del Ministerio de Turismo. El recorrido incluyó visita a los cantones Antonio Ante, Cotacachi, Ibarra, Otavalo y Urcuquí. Imbabura cuenta con un territorio de más de 4.616 kilómetros cuadrados.

Para la declaración de Geoparque, los expertos analizan tres requerimientos principales: conservación del patrimonio geológico, lo que incluye la productividad de los suelos de manera sostenible; la geoeducación, que implica que la zona pueda convertirse en un espacio didáctico, que permita que los pobladores enseñen a los visitantes los beneficios; y el desarrollo local y sostenible derivado del geoturismo, es decir los paisajes y la belleza geológica del territorio.

Hay que agregar el atractivo turístico y la proyección que tienen la geogastronomía y los geodeportes.

Por ello, en días pasados la Comisión Nacional Ecuatoriana de la Unesco aprobó la resolución en la que se declara como “interés prioritario” el impulso a las iniciativas que persigue el plan.

El proyecto de geoparque se distingue por sus características geológicas, a las que se unen complejos volcánicos como el Imbabura, Mojanda, Cotacachi-Cuicocha y Chachimbiro, con lagos o lagunas, prácticamente en todos los cantones.