Actualidad

Iguiñaro, el cóndor liberado en Quito, se reencuentra con su pareja

El ave dejó de desplazarse por largas distancias desde hace una semana, lo que alertó a los expertos de la Fundación Cóndor Andino

Cóndor- liberación- Fundación- Zuleta
Iguiñaro y su pareja se encuentran bien alimentados y estarían adoptando actitudes reproductivas.Sebastián Kohn/ Fundación Cóndor Andino

Unos quince días le tomo al cóndor Iguiñaro, que fue liberado el 31 de mayo pasado, reencontrarse con su pareja y afincarse en el sector de Zuleta, en la provincia de Imbabura, de donde parece ser oriundo.

Cóndor-zoológico-rastreo-rescate

El cóndor Iguiñaro levantó vuelo cerca del volcán Antisana

Leer más

Desde hace una semana los técnicos de la Fundación Cóndor Andino, que rastrean al ave con un sistema satelital, se dieron cuenta que dejó de desplazarse largas distancias, aunque no paró de moverse por lo que se descartó que estuviese muerto.

Sin embargo, era necesario conocer qué estaba pasando por lo que se organizó una expedición que llegó el 22 de junio de 2020 hasta la zona y se encontraron con la escena de Iguiñaro junto a su compañera, descansando en un peñasco.

Sebastián Kohn, investigador y director de la Fundación Cóndor Andino, le dijo a EXPRESO que no es inusual que los cóndores que han sido rescatados y posteriormente liberados se integren rápidamente a un núcleo social.

cóndor

Un cóndor herido fue rescatado en Quito

Leer más

Los más jóvenes incluso encuentran cóndores adultos que les brindan protección hasta que alcanzan cierta madurez. Ese fue el caso de Felipe y Polito que al mes de ser puestos en libertad ya fueron hallados con otros de su especie.

“En el caso de Iguiñaro y su pareja los encontramos en una actitud de defensa del territorio y vimos comportamientos reproductivos. Esperamos que ese sea el caso, tenemos esperanzas”, señaló el técnico.

Además, las dos aves se encuentran bien alimentadas, de hecho, cuando llegaron los especialista hasta su hogar las encontraron con el buche lleno. La existencia de abundante alimento en Zuleta y los alrededores sería una de las razones por las que no está haciendo grandes desplazamientos.

El cóndor fue bautizado con ese nombre en honor a los moradores del sector Iguiñaro, al norte de la capital, que el 27 de abril pasado lo encontraron y dieron protección, hasta que los técnicos llegaron a su rescate. Tenía un perdigón en su cuerpo.