Actualidad

El cóndor Iguiñaro levantó vuelo cerca del volcán Antisana

El ave que fue encontrada herida con un impacto de perdigón fue liberada luego de un mes de ser observada por un equipo de especialistas

El cóndor Iguiñaro, que fue encontrado hace un mes en la parroquia El Quinche, al nororiente de Quito, con heridas y un perdigón en su cuerpo, fue liberado este 29 de mayo de 2020 en la Reserva Chakana, al oriente de Quito.

Cóndor-zoológico-rastreo-rescate

Iguiñaro, el cóndor herido con un perdigón, está listo para volar

Leer más

En un momento en el que gran parte del país mantiene aún el confinamiento por la epidemia del coronavirus, las alas extendidas y el posterior vuelo de este cóndor maduro, de aproximadamente 45 años, fue tomado como un símbolo de esperanza por el equipo técnico que atendió al ave.

El cóndor fue bautizado con ese nombre en honor a los moradores del sector Iguiñaro, al norte de la capital, que el 27 de abril pasado lo encontraron y dieron protección, hasta que los técnicos del Zoológico de Guayllabamba llegaron a su rescate.

En este tiempo fue sometido a exámenes clínicos y a una tomografía para determinar si el perdigón alojado en su cuerpo representaba algún peligro. Su rápida evolución hizo que los especialistas del Grupo Nacional de Trabajo del Cóndor Andino en Ecuador decidieran que su reinserción debía hacerse lo más pronto, para que pudiera retornar a su estado de vida silvestre.

“Está a tiempo de recuperar la libertad sin dificultades. Al ser un animal silvestre de avanzada edad, su cuerpo tiene una memoria importante de lo que significa el vuelo y la vida en libertad”, explicó a EXPRESO Martín Bustamante, director del Zoológico.

Estado.

Cóndor hembra fue herida con perdigones en Archidona

Leer más

Previo a la liberación, la Fundación Cóndor Andino y The Peregrine Fund, con el apoyo del Municipio de Quito, instalaron un rastreador satelital en el ave, que permitirá monitorearla para conocer detalles de su desplazamiento y ubicación.

Iguiñaro fue visto por primera vez en 2016 en la comunidad de Zuleta, en Imbabura, en compañía de una hembra. Esta especie es monógama, por lo que es posible que una vez liberado regrese con su pareja, aunque también podría suceder que pase solo lo que le resta de vida. Los cóndores viven un promedio de 80 años.

La Reserva Chakana, en donde se produjo la liberación, es considerada un santuario para los cóndores andinos que vuelan en Ecuador. Ahí se ubican dormideros y sitios de anidación.

En esta zona se han registrado hasta 49 individuos y es el hogar de la pareja reproductiva monitoreada más exitosa del mundo con siete eventos reproductivos en los últimos siete años que han sido documentados por la Fundación Cóndor Andino.