Actualidad

El IESS no tiene camas disponibles para cuidados intensivos en Quito

La capital está en semáforo amarillo desde el 3 de junio. Esta semana no hubo espacios en las unidades especiales del Seguro Social

Coronavirus-Hospital-IESS-Quito-Sur
Un grupo de personas, protegidas con mascarillas, pasa frente al Hospital del IESS del Sur de Quito, este fin de semana.René Fraga

No hay camas. El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) registró un lleno absoluto en sus unidades de Cuidados Intensivos, en Quito, durante la semana en la que la ciudad pasó al color amarillo en el semáforo de la movilidad. Los casos de coronavirus incrementaron y coparon los dos hospitales emblemáticos de la capital. 

Primer día de actividades con semáforo amarillo en la capital.

Quito no respetó las normas de distanciamiento en su primer día en amarillo

Leer más

Ese dato, advierten las autoridades del Seguro Social, es variable. El martes 2 de junio, un día antes del paso al color amarillo, los hospitales del Sur y el Carlos Andrade Marín tuvieron abarrotadas sus unidades especializadas en los cuidados intensivos. Dos semanas antes habían contados espacios disponibles.

En números, según un reporte del IESS, el Hospital Quito Sur dispone de 237 camas para hospitalización y 38 para cuidados intensivos. En el inicio de la movilidad limitada en la capital, todos esos espacios estaban ocupados. 

En el Carlos Andrade Marín, en cambio, hay 175 camas para hospitalización y quedaban 50 disponibles. En Cuidados Intensivos, sin embargo, los 34 lugares estaban llenos. 

La capacidad puede variar a diario. Hay pacientes que dejan las zonas especiales y son trasladados a hospitalización común. También hay fallecimientos y altas hospitalarias. 

Tráfico vehicular a Quito

Tráfico vehicular fluido al Valle de los Chillos en el primer día de semáforo amarillo en Quito

Leer más

En los primeros dos días de semáforo amarillo en la capital se registra una desobediencia e incumplimiento a las normas de bioseguridad. Algo que podría afectar aún más al sistema de salud del Seguro Social.