Actualidad

El Idolo, con alas de optimismo

Remontar el 0-3 de la ida es la innegociable meta de Barcelona en Porto Alegre. La plantilla se desplazó ayer a suelo brasileño .

Alegría. Xavier Arreaga (c), organiza su equipaje y bromea, junto a él Richard Calderón (i) y Damián Lanza.

Es la esencia de este equipo. Está en su alegría, en su confianza, ese sentimiento de que todo puede pasar. Barcelona viajó ayer a Brasil con la bandera del optimismo de frente. Unos con cábalas, otros solo con la idea de revertir ese amargo resultado que se dio el miércoles pasado en el estadio Monumental.

Damián Díaz y Jonatan Álvez llevaron su propio amuleto: el goleador uruguayo tendrá a su esposa acompañándolo en este viaje, quien delató que el futbolista “lleva siempre los mismos zapatos grises en sus viajes de Copa”; mientras que la pareja del 10 ratificó su compromiso al manifestar que “estamos seguras de que las cosas saldrán en este duelo”, aunque ella prefirió mantenerse al margen del lente fotográfico.

Al pasar Migración, el dirigente que dibujaba una sonrisa nerviosa al ser consultado del partido era Carlos Alejandro Alfaro Moreno. “Los chicos van a darlo todo. Cualquier cosa puede pasar, no nos den por muertos”, decía el vicepresidente deportivo a trabajadores del aeropuerto. “Van a preparar un vídeo muy especial con las familias y el club para motivar a los jugadores en este desafío, justamente dirigido a este momento”, agregó luego, mientras veía artículos para adquirir en el Duty Free.

Matías Oyola demuestra su grandeza dentro y fuera del campo de juego. En cada sección del aeropuerto era detenido para una foto. Jamás se negó. Al preguntarle cuántas fotos le piden en sus salidas, soltó una sonrisa y dijo: “Son cosas que vienen con esta linda carrera”.

El Capi recordó que en la ida ante Gremio “recibimos golpes en momentos precisos y nos afectaron mucho mentalmente”, pero admitió que “ganarle a Liga sí nos da mayor tranquilidad y vamos más animados”. Para el 18 de los toreros, también había esa aflicción de que no salgan los goles en partidos anteriores, que esperan seguir revirtiendo en los siguientes encuentros.

Mario Pineida no pudo estar en el duelo de ida, pero tiene todas las ganas de conseguir la clasificación en Porto Alegre. “Vamos a clasificar, estoy seguro de que vamos a hacer todo lo posible, va a ser otro partido”, manifestó el lateral, quien preparaba su música salsera para el viaje hacia Santa Cruz, Bolivia (primera escala). Acerca de esta revancha contra Gremio, comentó: “Yo tuve que ver el partido desde una suite el otro día, y no tienes idea de las ganas de jugar que tenía”. Asimismo le confirmó a EXPRESO que está listo para saltar a la cancha.

Divididos en varios grupos por el compadrazgo que tienen muchos, estaban los que se reían en voz baja, como Washington Vera, Érick Castillo, Félix Torres y Máximo Banguera. En el grupo de Marcos Caicedo, Owaldo Minda y Xavier Arreaga, recordaron a su amigo Tito Valencia (lesionado) como la gran ausencia en el viaje, aunque “ya está recuperándose, que es lo bueno. Él es joven, va a hacerle mejor”. Para ellos, lo del miércoles con Gremio será una final. “Lo vamos a dar todo”.

Con alas llenas de confianza, Barcelona quiere conseguir otra gesta y seguir soñando con un viejo anhelo: levantar la Copa Libertadores.