Una hydra de veintinueve cabezas

  Actualidad

Una hydra de veintinueve cabezas

La antología reúne cuentos de narradores nacionales nacidos en los años ochenta y noventa. Se lanzará en cuatro ciudades

Una hydra de veintinueve cabezas

Durante dos años, Juan Romero Vinueza y Abril Altamirano leyeron sin parar. Los textos de más de cincuenta escritores ecuatorianos jóvenes pasaron por sus manos. Pero a más de compartir los cuentos, los dos estudiantes de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador idearon un proyecto: armar una antología del nuevo relato ecuatoriano.

Ambos sentían que, mientras que la poesía nacional se ha logrado abrir nichos y se comparte de mano en mano, los relatos han quedado relegados a un segundo plano.

“En las ferias del libro o en los eventos literarios, son los poetas los que más se juntan y exponen sus trabajos, los que presentan antologías y, sobre todo, los que se conocen entre sí y se leen entre ellos. Sentimos que era una necesidad que el público lector del país conociera a las nuevas voces que están apareciendo en la narrativa de este territorio”, comentó Romero a EXPRESO.

Así surgió ‘El despertar de la hydra’. El proyecto editorial fue ganador de los fondos concursables del Ministerio de Cultura y Patrimonio y luego se publicó bajo el sello La Caída.

La obra reúne veintinueve relatos de escritores ecuatorianos nacidos en los años ochenta y noventa.

Al inicio del proyecto, Romero y Altamirano tenían claro que iban a evitar una temática común, pues querían que los cuentos fueran un espejo de las estéticas propias y preocupaciones de los autores de ambas décadas. Sin embargo, la recopilación arrojó semejanzas que no esperaban.

“La noción ‘patria’ ha dejado de ser predominante en las historias. La mayoría de cuentos podrían suceder en cualquier lugar del mundo, no están ubicados territorialmente en un lugar físico ecuatoriano, ni de otro país. Consideramos que los cuentos se mostraban en una trinchera con el lenguaje mismo. Esta preocupación por no representar el habla ecuatoriana o sus calles o sus costumbres muy arraigadas es quizá algo que separa a estos autores de generaciones anteriores como los Cinco como un puño de Guayaquil o los tzántzicos”, señalaron.

Los cuentos también abordan temáticas universales como el amor, la muerte, el erotismo y la búsqueda del yo, dejando de lado las preocupaciones sociales y el realismo que durante años marcó la literatura nacional.

Entre los autores que forman parte de la antología se encuentran Sandra Araya, Andrés Cadena, Salvador Izquierdo, Silvia Stornaiolo, Jorge Vargas Chavarría y Diana Zavala.

El extenso número de escritores que conforman la obra era una característica que siempre consideraron y es de este concepto de donde viene el nombre del libro. “La idea de la hydra sugiere precisamente que las cabezas no son siempre las mismas, al cortar una surge otra, con nuevas ideas, nueva fuerza, nuevas estéticas y temáticas. Por lo tanto, lo que representa la hydra para nosotros fue esa inestabilidad que caracteriza a esta generación de jóvenes, ya que no sabemos qué cabezas serán constantes, continuarán en la labor literaria o dejarán el oficio tras la publicación de un par de cuentos geniales”, añadió Romero.

La antología se ha presentado en Quito, Guayaquil, Cuenca y Loja. Durante el resto del año, Romero y Altamirano esperan continuar llevando el libro a otras ciudades e ir presentándolo junto con lecturas breves de los relatos que lo conforman.