Una huella delato al ‘Cojo’

  Actualidad

Una huella delato al ‘Cojo’

Un arma de fuego casera y una huella dactilar, fueron -en conjunto- los elementos que condujeron al presunto responsable de la muerte del periodista Robert Salazar.

Indicio. En el lugar del hecho, la policía encontró el casquillo de la bala.

Un arma de fuego casera y una huella dactilar, fueron -en conjunto- los elementos que condujeron al presunto responsable de la muerte del periodista Robert Salazar.

Las pericias técnicas practicadas por agentes de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) de la Zona 8 conllevaron, la tarde del jueves, a detener a David Vera Franco. Un hombre de 24 años de edad, quien -el pasado 5 de septiembre- recobró la libertad tras cumplir un año de condena en Guayaquil, por el delito de porte ilegal de armas.

Las investigaciones que se iniciaron el 7 de noviembre, fecha en que Robert recibió un disparo por el robo de su teléfono celular, permitieron la recopilación y análisis de los vídeos de las cámaras instaladas en viviendas de la ciudadela 9 de Octubre, en los que se observa al sujeto dando vueltas en bicicleta.

Un día después, los agentes identificaron a dos presuntos sospechosos. A uno de ellos se le encontró una bicicleta de color azul, con las mismas características de la que habría usado el asaltante; y al otro, un arma de fabricación casera de calibre 22.

El director nacional de la Dinased, coronel Víctor Araus, mencionó que se presumía que los jóvenes eran parte de una banda dedicada al robo a personas en el sector y que probablemente habían actuado en complicidad. Pero las dudas persistían. Las indagaciones siguieron su curso. Uno de los retenidos recibió medidas sustitutivas por el porte de armas. El otro fue desvinculado de la investigación.

El general Édisson Barrera, comandante de la Zona 8, mencionó que los jóvenes tenían vínculos con Vera Franco. Esa relación los llevó a allanar una casa en Las Malvinas, donde hallaron un arma calibre 25. “Se encontró el arma bajo una cama en un domicilio de un ciudadano afín al delincuente”, precisó Barrera.

Criminalística la analizó y encontró las huellas del sujeto. Buscaron en el sistema de personas detenidas y lo compararon con las características que había proporcionado una testigo del robo a Robert. Un examen balístico en el que se comparó la bala hallada en el corazón de la víctima, la vaina que estaba en la escena del crimen y el arma. Todas coincidían.

Y todo, según la Policía, apuntaba a Vera Franco, quien fue detenido en el Guasmo Sur. Según el parte policial, alias “Cojo” confesó el hecho y la testigo lo reconoció. Se comprobó que tenía dos antecedentes: robo en 2011 y tenencia de armas en 2015. Ayer, la jueza Marcela Ortega le dictó prisión preventiva por el delito de robo con muerte.