Hombres, el 56 % de nuevos docentes de la Universidad

  Actualidad

Hombres, el 56 % de nuevos docentes de la Universidad

Un total de 51 maestros de la Universidad de Guayaquil, que ganaron los concursos de méritos y oposición, firmaron ayer sus respectivos nombramientos.

Hombres, el 56 % de nuevos docentes de la Universidad

Un total de 51 maestros de la Universidad de Guayaquil, que ganaron los concursos de méritos y oposición, firmaron ayer sus respectivos nombramientos.

Ellos pertenecen a las facultades de Ingeniería Química, Ciencias Agrarias y Educación Física, Deportes y Recreación (Feder); y forman parte de los 230 nuevos docentes titulares auxiliares, a tiempo completo, de nueve facultades del alma máter porteña.

La firma de los documentos se desarrollará hasta mañana en la sala de sesiones del Consejo Universitario, de acuerdo a un cronograma establecido por los directivos de la universidad.

De los maestros ganadores de los concursos, el 56 % es hombre y el 38 % tiene entre 31 y 41 años (ver cuadro).

No obstante, todos poseen maestrías (requisito indispensable para postular) y en algunos casos hasta doctorados.

July Fabre Cavanna, de 55 años, dará clases en la Feder, donde ha trabajado durante más de una década en calidad de servicios ocasionales. También ha sido docente durante nueve años en la Facultad de Jurisprudencia, bajo la misma modalidad.

Ella es maestra normalista y licenciada en Administración Educativa. Tiene un diplomado en Liderazgo Educativo y otro en Diseño de Proyecto. Además, cuenta con una maestría en Diseño de Proyectos Educativos y Sociales y otra en Diseños Curriculares.

Ahora se dedicará a tiempo completo (40 horas) a las cátedras asignadas (Investigación y Diseño de Proyectos). Por eso ha dejado los otros trabajos que tenía para obtener el sueldo que ganará: $ 2.100.

Al igual que ella, algunos maestros han renunciado a sus trabajos anteriores para dedicarse al ciento por ciento a la cátedra universitaria. Incluso, han dejado sus provincias para radicarse en Guayaquil con la finalidad de cumplir con las obligaciones exigidas por la Universidad de Guayaquil.

Este es el caso de Édgar Landines Vera, un quevedeño de 31 años, quien desde el año pasado prestaba sus servicios en la Universidad Estatal Amazónica, en el Puyo. Pero tuvo que dejarla luego de ganar los concursos de méritos y oposición del alma máter, donde formará parte de la Facultad de Ingeniería Química.

Landines es ingeniero en Alimentos y realizó una maestría de Ciencias e Ingeniería de Alimentos en la Universidad Politécnica de España.

Una de sus expectativas es seguir estudiando el doctorado, para lo cual ya cuenta con una beca que la ganó en un concurso efectuado por la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).