No tener hijos une o separa

  Actualidad

No tener hijos une o separa

Es un tema que atañe a la pareja. Juntos deben buscar los mecanismos y soluciones para afrontar la realidad.

No tener hijos ¿une o separa?

Gina al casarse no sabía que era estéril. Por años lo sobrellevó con su esposo, viajaron, crecieron profesionalmente, pero con el tiempo sus oídos desearon escuchar las palabras que llenan el corazón: “papá” o “mamá”. No quisieron adoptar y su mejor amiga prestó su vientre para una inseminación artificial; al término del embarazo, ella decidió quedarse con la criatura, finalizando una amistad de años y la culminación del matrimonio. Ana no puede retener a sus bebés en el vientre. Ella y su pareja adoptaron y gracias a Matías la relación se consolida. Ante estas realidades las personas reaccionan según su experiencia, que abarca la personalidad, suma de facultades físicas, mentales y emocionales, aprendizajes, etc., que marcan las diferencias de uno a otro y determinan respuestas.

“Son situaciones de estrés que generan depresión, ansiedad, irritabilidad, inestabilidad de carácter y si no se comprende este proceso se dan problemas de comunicación que causan crisis que potencian una separación. También hay tendencia a culpabilizar al otro, remordimiento, aislamiento social, sensación de vacío existencial”, señala Rosa Cepeda, psicológa clínica, magíster en terapia familiar y salud mental, Presidenta del Tribunal de Honor de la Federación Ecuatoriana de Psicólogos Clínicos. Ella afirma que la mujer es la más afectada, frustrándose, porque la menstruación le recuerda que no logró aquello que deseaba por decisión propia o por presión social. El estado de shock ante el diagnóstico, la negación, la toma de decisiones y afrontar las diversas opciones serían sus fases.

Presión social

Para hacerle frente decidan juntos y reconozcan si el deseo de tener descendencia es propio o por la presión social. Pregúntese: ¿Qué representa para ustedes no tenerlos? ¿Con qué opciones cuentan para conseguir el objetivo de ser padres (dinero, tiempo, etc.)? ¿Cuál será el límite de su búsqueda?

Recomendaciones:

- Si tiene conocimiento de algún inconveniente para procrear, antes de casarse, comuníqueselo a su pareja, porque de no hacerlo podría ser considerado como un engaño premeditado y ser rechazado.

- Apoyo psicológico. Desde el diagnóstico de un problema para concebir, durante los tratamientos y luego de ellos, se dé o no la concepción, es fundamental que cuente con ayuda terapéutica, apoyo social y familiar. No recurra a escapes aparentemente ‘fáciles’ como el alcohol, drogas o terceras personas en busca de afecto y consuelo, triangulando así su relación.

- La adopción, es buena alternativa. Siempre existen distintas maneras o vías en las cuales se puede canalizar ese sentimiento de amor y entrega incondicional. Recuerde que así como hay parejas en espera de hijos, hay hijos en espera de padres.