Hace poco se hicieron una foto, sin saber que la muerte los seguía

  Actualidad

Hace poco se hicieron una foto, sin saber que la muerte los seguía

Uno sufrió accidente y está grave. Al otro le dispararon. Ambos sucesos ocurrieron en Quevedo

Quevedo_San Camilo_Amigos
Quevedo. Andrés Molina (izq) y José Lara, antes de una carrera reciente.Expreso

Eran viejos amigos. José Lara (27), conocido como Pata de Lora, y Andrés Paúl Molina, (a) El Chino (28), se encontraron en una competencia de motos en la parroquia San Camilo, de Quevedo, provincia de Los Ríos. Desconocían que le muerte les seguía los pasos.

hospital universitario

Asesinan a una mujer embarazada y a su hija de un año en Flor de Bastión

Leer más

Lara y Molina se vieron el domingo 20 de noviembre de 2022 antes de la carrera por las principales calles de la cooperativa 15 de Noviembre, de esta parroquia quevedeña. Ambos saludaron y decidieron tomarse una foto. El destino quiso que sea la última.

Aquel domingo, El Chino desistió de competir; sin embargo su amigo sí se dejó llevar por la adrenalina, pero la muerte se le interpuso.

En una de las vueltas, Lara sufrió un accidente tras chocar contra uno de los competidores.

La caída fue brutal. Por la fuerza del impacto, el casco que usaba el corredor se partió y él se golpeó la cabeza contra una vereda, provocándole una gran rotura y parte del cerebro quedó expuesto.

El Chino corrió a ver a su pana. Trató de ayudarlo y buscó que lo trasladen rápidamente hasta una casa de salud. Allegados a Lara indicaron que él fue sometido a una cirugía. Su estado es grave.

asesinado

Un policía salió a hacer compras y lo asesinaron

Leer más

El destino, al parecer, se había ensañado con ambos. La madrugada del pasado martes, Andrés Paúl Molina sufrió un atentado. Su padre, Pedro Molina, le relató a los investigadores de la Policía que junto a su hijo y a otras personas se trasladaban a su lugar de trabajo en su furgón.

El afectado dijo que por la calle Cuarta y la G de la parroquia 7 de Octubre, en la ciudad de Quevedo, fueron interceptados por un vehículo gris, desde el cual les dispararon para bajarlos del carro.

Molina habría intentado escapar, pero uno de los antisociales le disparó en la cabeza. Los agresores procedieron a llevarse el camión, pero este se les bloqueó.

Andrés Paúl Molina fue llevado a un hospital y posteriormente fue trasladado a Guayaquil. La madrugada de ayer falleció, mientras que para su amigo, los deudos esperan que un milagro lo recupere.