Actualidad

Hay mas tricimotos que buses o expresos

Tras regularizarlas, la Autoridad sectoriza y limita su circulación. Pero todavía subsiste una alta oferta informal de este servicio.

Expectativas. Tras ingresar al censo, Amado Tumbaco busca el mecanismo para cambiar su tricimoto artesanal por una homologada.

Son las 07:00 y dos columnas de una veintena de tricimotos ocupan la mayor parte de uno de los callejones de ingreso al bloque 2 de Bastión Popular, en el norte de Guayaquil. Una vez llenos los tres asientos de cada unidad, el conductor enciende el vehículo para adentrarse en la angosta vía. Pese a ello pareciera que las columnas siguieran iguales.

Tras un reciente censo, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) fijó 450 tricimotos para Bastión Popular, las cuales están en proceso de homologación. Pero esa cifra se queda corta ante la presencia de más unidades que operan de manera irregular, manejadas algunas por menores de edad y adultos sin licencia de conducir.

La ATM tiene registradas 2.921 tricimotos en el perímetro urbano, así como 254 en Posorja y 20 en Tenguel. Entre los requisitos que deben cumplir está contar con el sistema de rastreo GPS y ser miembro de una compañía o cooperativa.

La entidad distribuyó a las unidades en 19 zonas de operación, siendo las avenidas principales los límites naturales, como la Perimetral, Francisco de Orellana y la vía a Daule.

Las registradas, de un total de 3.195 tricimotos en proceso de regulación, superan a los 2.400 buses urbanos que operan en Guayaquil y una cifra similar de expresos escolares.

De allí el objetivo de la ATM de normar su circulación, además de solucionar las quejas por el desorden que causan en las zonas por donde circulan.

No obstante, en los sectores periféricos del norte y sur de la ciudad suelen ser el único medio de transporte disponible.

El presidente de la Unión de Tricimotos de la Provincia del Guayas, Ángelo Reyes, calcula que casi se triplica la cifra de las unidades que no ingresaron al censo. “La alternativa está en un control drástico permanente, porque en ocasiones somos mal vistos por la actitud de ciertos choferes que circulan a pesar que no constan en el listado de la ATM”, manifiesta.

El director de Transporte Público, Fernando Amador, asegura que cumplen con los operativos y que hasta ahora han retenido 80 vehículos.

“Las unidades artesanales que no ingresaron al censo son retenidas hasta que su propietario las transforme en lineal, que es el modelo original”.

Amado Tumbaco está autorizado para recorrer las calles de la cooperativa Juan Montalvo. Su preocupación es el financiamiento para adquirir una tricimoto homologada.

El vehículo cuesta cerca de 6.000 dólares, dinero inalcanzable para él, por lo que sus esperanzas se centran en un crédito bancario. Algo que la mayoría no puede obtener.

Problemas adicionales

Bulla

El abuso del pito y de la música a alto volumen es otra de las quejas contra ciertos tricimoteros, que lo hacen “para atraer usuarios”.

Negocio

Conductores comentan que hay personas con varias unidades que alquilan las tricimotos a $ 15 por día y dejan fuera a quienes buscan regularizarse.

Presión

Aprovechando su número, conductores descartados del censo presionan a sus colegas, incluso bajo amenazas, para mantenerse en los sitios.

html