Actualidad

Galápagos: Especies marinas no han sido afectadas por el derrame, dice Ambiente

La cartera señala que no se ha identificado problemas con la fauna marina del sector. La declaración de emergencia se mantiene.

Derrame Galápagos 2
Buzos inspeccionaron a las especies marinas en la zona donde se produjo el derrame.Ministerio de Ambiente.

A la espera de los resultados del laboratorio de las muestras que se tomaron para evaluar la calidad del agua y el impacto producido en la zona de la isla San Cristóbal donde el pasado 22 de diciembre se hundió la gabarra Orca, el ministro de Ambiente, Raúl Ledesma, dijo que no han identificado afectaciones a la fauna marina del sector.

“Al momento, los monitoreos ecológicos evidencian que no existen especies afectadas por las filtraciones de aceite. Un equipo de técnicos y veterinarios de la dirección del Parque Nacional Galápagos y la Agencia de Bioseguridad han inspeccionado a lobos e iguanas marinas, cercanas a la zona, sin determinar afectaciones visibles por la presencia de hidrocarburos”, informó Ledesma.

Derrame Galápagos

La Fiscalía investiga de oficio el hundimiento de la gabarra en Galápagos

Leer más

El ministro llegó a la isla San Cristóbal el lunes 23 de diciembre para recorrer la zona y monitorear el desarrollo de las actividades de prevención y mitigación ambiental implementadas por el Parque Nacional Galápagos en bahía Naufragio. Allí se produjo el hundimiento de la embarcación tras la caída de un contenedor con un generador eléctrico y la grúa que realizaba la maniobra de embarque.

“Hasta ahora no hemos tenido impactos, pero de manera inmediata dos de nuestros veterinarios evaluaron a dos lobos marinos, revisaron sus vías respiratorias, ojos y por supuesto el pelaje”, precisó el ministro.

Ledesma, quien también conversó con los integrantes del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial y con el ministro presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos, Norman Wray, explicó que en el área del accidente se constató la existencia de  "pequeñas filtraciones de combustible", pero que fueron controladas con la aplicación de barreras de contención que delimitan una zona de aproximadamente 100 metros cuadrados. 

Adicional a ello, el COE analiza la posibilidad de trasladar el muelle a otro lugar en donde se puedan desarrollar de mejor manera operaciones portuarias. Ambiente prevé implementar consejos consultivos en enero para debatir el tema con los habitantes de la isla.