Actualidad

Ya hay agua, pero a medias

Los racionamientos continuaron ayer, fecha en que debía inaugurarse el servicio en Durán. La alcaldesa Alexandra Arce denunció desperdicio del líquido.

Servicio. La Asociación de Tanqueros abastece a Durán. Ayer tenía problemas de presión en la bocatoma.

Agua las veinticuatro horas y los sietes días de la semana para Durán. La promesa de la alcaldesa Alexandra Arce quedó solo en los letreros que adornan el parterre de la avenida Jaime Nebot que conecta con barrios del norte.

En uno de ellos, en el Abel Pontón 2, Gaby Cajas se quejaba ayer de la falta del líquido vital. “Que desde hoy ya habría agua todos los días, decían. Pero ya son quince días que no tenemos agua. Y cuando viene es solo por horas, en la mañana, de ahí se va”, dice la mujer que reside en el sitio hace 22 años.

Igual situación expuso Pedro Mendoza, residente de la ciudadela de la Policía: “Todo ese sector, incluida la ciudadela 28 de Agosto, y lugares aledaños, aunque tenemos tuberías, no nos viene el agua hace dos semanas”.

Para Carlos Romero, morador de la Cooperativa 10 de Agosto, la promesa solo ha quedado en discurso, pues cada día debe comprar agua a los tanqueros debido a que en su sector no han llegado ni las redes domiciliarias. “Y cuando es invierno y las calles se hacen lodo, ni entran los tanqueros”, expresa.

La inauguración del sistema de agua entubada, que dotaría del servicio a 180.000 habitantes del cantón -los que tienen redes domiciliarias-, quedó postergada. La Empresa de Agua Potable y Alcantarillado de Durán (Emapad) informó que luego de un mes de pruebas, evidenciaron desperdicio del líquido, por lo que debían establecer la dotación del agua todos los días, pero racionada por horas, tal como publicó EXPRESO ayer.

“El agua llegó hace aproximadamente un mes a Durán, pero ustedes no la han cuidado”, expresó Arce durante su discurso en la sesión solemne por los 115 años de creación como parroquia.

La primera autoridad del cantón culpó a la ciudadanía de no tener desde ayer el líquido. “Cuarenta y tres mil metros cúbicos de agua llega a Durán y de eso, el 50 por ciento de agua no llega a los hogares. Un reservorio que nos debe durar nueve horas, en estos quince días, se nos ha vaciado en dos horas”, dijo Arce, y advirtió que “mientras no cuiden” el líquido vital seguirá racionado.

Arce manifestó que en este proyecto, que haría realidad uno de los anhelos de los duraneños, se había invertido $ 35 millones. Este consistía en el mejoramiento y optimización del sistema de agua potable de Chobo a Durán, para ampliación de cobertura del servicio en varios sectores del cantón.

Y, mientras se hacían pruebas de presión, dice Emapad, se “evidenció que la mayor parte de la producción diaria de agua, que es de 42.000 metros cúbicos, se pierde en el rebose de cisternas, guías domiciliarias en mal estado, fugas no reportadas, pero el caso más preocupante, las guías clandestinas”, por lo que ofrecen el servicio “con frecuencia diaria, pero limitado, con la finalidad que los duraneños aprendamos a optimizar el recurso”.

Pero con tuberías o sin ellas, los duraneños se han visto en la necesidad de seguir comprando agua a los tanqueros cuya asociación, que abastece al cantón con 50 camiones, también estaba teniendo inconvenientes con el suministro.

“La presión está baja y eso hace que el llenado se demore. Con presión normal toma unos 10 o 15 minutos, ahora nos retrasa con más de 40 minutos y eso hace que demore la entrega”, indicó Santiago Reyes, propietario de un tanquero.

Las redes de agua deben cambiarse

El censo del INEC estableció que más de 280.000 personas vivían en Durán en 2010. En la actualidad, esa cantidad ha sido superada, indicó la alcaldesa Alexandra Arce. “Durán tiene más de medio millón de habitantes”, dijo en un entrevista con este Diario el jueves pasado.

De esa cantidad, solo 180.000 personas cuentan con redes domiciliarias. Esas son las que se beneficiarían, en primera instancia, con el sistema de agua entubada traída desde Chobo, Milagro.

El inconveniente con estas tuberías es que datan de hace más de 50 años, por lo que, con las pruebas de presión, algunas tuberías se han roto, dijo Arce. Por ello, además de la colocación de guías domiciliarias en los sectores que aún no cuentan con el servicio, el cabildo debe reemplazar las vetustas redes.