Hamburgo en la islaTrinitaria

  Actualidad

Hamburgo en la islaTrinitaria

El desarrollo portuario más importante de Guayaquil en los últimos 20 años se ha localizado en los barrios periféricos. El empleo y la inversión crecen en paralelo.

Trinitaria. Las imponentes megagrúas.

Hamburgo, la ciudad puerto, la puerta de entrada a Alemania sobre el río Elba, comenzó a llegar a la Trinitaria de Guayaquil allá por el 2000.

La migración la empezó Werner Pellehn, un hombre de puertos radicado en Ecuador que levantó dos proyectos allí, y la terminó el Terminal Portuario de Guayaquil (TPG), que llamó Proyecto Hamburgo a toda su expansión de este año en la zona.

Hoy, la calle que lleva hasta la puerta del terminal que va a manejar el grueso de la carga del país se llama así, Hamburgo. Y lo más importante, lleva desarrollo a una zona de mayoría agro y de 30.000 habitantes.

Un dato que compartió con Diario EXPRESO el concejal Manuel Samaniego, quien avizora cosas nuevas.

TPG, filial del grupo chileno SAAM, invirtió desde el 2016 en infraestructura, al punto de lograr un acuerdo de arriendo de las instalaciones de graneles de Trinipuerto y la habilitación de 4,5 hectáreas adicionales para zonas de apoyo, totalizando 22,2 hectáreas.

La inversión, de 60 millones de dólares incluye dos grúas nuevas, las más grandes de esta parte del Pacífico. Con el Proyecto Hamburgo duplica su capacidad, ha dicho Enrique Brito, su presidente ejecutivo.

El proyecto incorpora un 34 % más de empleo a TPG, sin contar lo que también ha hecho en la zona Dole (Naportec/Bananapuerto), que amplió su zona de muelles el año pasado para enviar más banano.

Naportec se expandió en 2016 con una inversión de 10 millones de dólares. Creció 85 metros hacia el sur al expandir su muelle, con lo cual aumentó su capacidad para dos barcos más, pero grandes.

Y de allí también sale la fruta para Hamburgo, desde donde además se redistribuye para otros países cercanos a Alemania, ese gran aliado del banano ecuatoriano.

Los beneficios son para la zona. Para el minimarket D’ Jerson, que abre a las siete de la mañana y cierra a la medianoche; y donde se hacen recargas para celulares y para DirecTV, donde se realizan transacciones en el Banco del Barrio y se venden desde víveres hasta helados y cigarrillos.

“Eso no para”, dice el dueño de la tienda a este Diario, que dejó su taxi para atender su negocio. Todos los días hay trabajo: Carnaval, Día del Padre, Día de la Madre, Navidad, Año Nuevo, 9 de Octubre o 25 de Julio. Y de allí, Hamburgo se extiende hasta la Perimetral y hasta la vía a Daule, donde se han desarrollado zonas logísticas: almacenes temporales de carga, depósitos de contenedores, vigilancia y talleres para los tráileres.

Manuel Samaniego: El desarrollo sigue y el Municipio apoya

El edil Manuel Samaniego no pierde de vista la actividad portuaria como aporte al desarrollo de la ciudad. “Se ha incrementado la creación de empleos para los vendedores minoristas de las cooperativas que rodean al puerto y que pertenecen a las parroquias Ximena y Febres Cordero”.

Por tanto, la economía del sector se ha beneficiado al aumentar los negocios de ventas de comidas, tiendas de ropa, farmacias, panaderías, ciber, ferreterías, talleres mecánicos de autos, vulcanizadoras, locales de alquiler de equipos.

Y será mayor aún cuando el Municipio complete alianza público privada para dragar, mantener y operar la profundización del canal de acceso (delegación aún en proceso), “pues vendrán buques más grandes que el de 11 mil contenedores que arribó hace más de una semana a TPG”.

La construcción de la nueva vía de hormigón, Los Ángeles, de acceso de cuatro carriles hacia el puerto, dio paso para el desarrollo de los negocios.

Y “se planifica la construcción de otra vía que será una nueva alternativa de salida hacía la vía Perimetral, que será de tres carriles y solo tendrá sentido de salida”.

Enrique Gallardo, el capitán que ha visto 18 años de desarrollo

Quién más que el capitán Enrique Gallardo, que ha surcado los mares del mundo, para hablar del desarrollo portuario de Guayaquil en las dos últimas décadas.

Él es el práctico que guía las embarcaciones desde la boya de mar hasta los puertos a lo largo del canal de acceso de la ciudad.

Los ha llevado durante los últimos 18 años a Fertisa, TPG, Dole, Contecon y demás. A todo el sur de Guayaquil.

“El puerto que más se ha desarrollado es TPG; primero había un muelle de 180 metros, después fueron a 360 y ahora con la extensión, 480 metros. Y ha traído grúas para buques gigantes”.

Recuerda que se vio un cambio a nivel de estero, ya que antes había invasiones. Ahora hay una regeneración que le ha dado vida y se ha incrementado los negocios: todo puerto genera negocios, incluso se han mejorado las vías de acceso.

Por la Perimetral destacan los patios de contenedores de navieras importantes como Hamburg Süd, CMA-CGM, Mersk, Hapag Lloyd y otras que usan la zona para guardar y darles mantenimiento.

Lo mejor para él es que en esos 18 años, no tuvo problema alguno en el canal.

Javier Moreira, el naviero que trajo al barco más grande

La competitividad es importante. Por eso la naviera CMA-CGM trajo el buque más grande, el recién construido Rodolphe con capacidad para 11 mil contenedores, a la Trinitaria, a los muelles del Terminal Portuario de Guayaquil.

“Hicimos un cambio. Este servicio llegaba hasta Contecon hace más de dos meses y por un tema de economía hicimos un concurso y TPG salió favorecido”, señala Javier Moreira, presidente ejecutivo de CMA-CGM Ecuador.

A partir de ese acuerdo el terminal portuario incorpora dos megagrúas. Con un alto de 65 metros, tienen capacidad para llegar hasta el último de los contenedores en barcos post Panamax, de 22 filas, que ya arriban.

Moreira dice que el mérito del desarrollo de zonas como la Trinitaria lo tienen las personas que han invertido en los puertos.

“Hoy se ha concentrado una gran cantidad de carga en este sector que, podríamos decir, está a la par del Puerto Principal (en el Guasmo) y eso hace que los sectores aledaños vayan mejorando. De eso se trata una ciudad puerto: que a medida que vaya desarrollando su infraestructura portuaria, también vaya progresando la gente que vive alrededor”.