Guillermo Lasso: “Yo siento la ansiedad del guayaquileño ante la inseguridad y le doy la razón”

  Actualidad

Guillermo Lasso: “Yo siento la ansiedad del guayaquileño ante la inseguridad y le doy la razón”

El presidente de Ecuador reivindica ante la opinión pública que el Gobierno no es el enemigo del país, sino las mafias y delincuentes.

Entrevista (8271304)
El presidente de la República, Guillermo Lasso Mendoza, ofreció una entrevista a EXPRESO en uno de los salones de la Gobernación del Guayas.Christian Vinueza

Guillermo Lasso cumplió un año como presidente y cosecha una bajada en la aceptación ciudadana. Es un “desgaste natural”, alega, ante la toma de decisiones. Sobre inseguridad, su Gobierno enfoca en mafias criminales sin distinción de la delincuencia común.

Informe a la nación

Informe a la nación: el año de la derrota moral

Leer más

-¿Tienen una estrategia distinta para el narcotráfico que para la delincuencia común o es la misma?

El principal problema que tiene Ecuador es el crimen organizado. Hay bandas transnacionales de narcotraficantes, de traficantes de armas y de tráfico ilegal de personas. ¿Qué nos hemos encontrado en este primer año de Gobierno? Una desarticulación entre las distintas instituciones del Estado llamadas a cubrir la seguridad de los ciudadanos.

-¿Están luchando igual entonces contra el narcotráfico que contra los asaltos y robos de celular?

Son delitos conexos al micro y narcotráfico. Aquellos que le roban un celular son consumidores de drogas que viven del día a día y necesitan robar un celular para poder mantener los malos químicos en su cuerpo. Están vinculados entre sí. Hay un problema sanitario de salud pública y un problema de seguridad.

No puedo yo manejar un
Gobierno con un objetivo de
tener el 100 % de
popularidad. Hay que tomar
decisiones. A uno no le
eligieron para ser un
muñequito de adorno de una
vitrina, para decir 'qué bonito'

-Pero, ¿a qué le teme la gente en su día a día? ¿Su mayor temor?

A la inseguridad y la falta de empleo, las dos prioridades del Gobierno. El problema de seguridad está fundamentalmente focalizado en la provincia de Esmeraldas y en el sector sur de Guayaquil, el sector portuario. Esos son los dos sitios más calientes. Y, en Durán, el cerro de Las Cabras.

-¿Los demás ecuatorianos de fuera de esas zonas están tranquilos?

baleado (8208211)

El estado de excepción solo suaviza la violencia creciente

Leer más

No exactamente tranquilos, porque no es que los delincuentes se mantienen fijos en esas zonas. Digo que son las zonas más calientes. Pero hay otras áreas donde también hay inseguridad, fundamentalmente, en Guayaquil. Ahora que vivo en Quito y he venido a Guayaquil, yo siento la ansiedad del guayaquileño, respecto de la inseguridad, lo comprendo y le doy la razón. Acabo de asistir a la ceremonia de graduación de cerca de 500 nuevos policías y, ayer, 300 en Quito.

-Las cifras de robos no se han disparado abruptamente como las de muertes violentas, ¿es por que no han aumentado tanto o porque el ciudadano perdió confianza en las instituciones y no denuncia?

No le puedo precisar eso porque es difícil conocer cuál es el ánimo del ciudadano cuando es violentado por un robo o por un asalto. Pero a mí lo que más me preocupa es el número de muertes violentas. Es algo que ha crecido en el Ecuador en los últimos meses con los amotinamientos en las cárceles y el traslado de esa violencia hacia las calles.

Dentro de una
conversación
libre
democrática, cabe que yo le
diga a usted que quizás está
confundiendo el enemigo. El
enemigo de la seguridad no
es el Gobierno; son estas
bandas criminales

-¿Tiene el Gobierno alguna evidencia de que haya nexos entre policías, militares, jueces, fiscales, etc. con las redes criminales?

Yo no lo puedo afirmar, porque no soy el fiscal. Pero sí puedo darle una opinión general. Si allanan la casa de una persona presuntamente conectada con lavado de dinero y, luego, aparecen fotos de esa persona con expresidentes de Ecuador o exgenerales que han sido asesores de gobiernos anteriores en materia de seguridad, eso genera sospechas. Hay que depurar las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y, en materia de justicia, es evidente que muchos jueces o actúan por dinero o por cobardía al ser amenazados. O por las dos razones. Usted ve que hay una actitud un poco extraña en determinados fallos judiciales. Pareciera que están empeñados en favorecer a los delincuentes y perjudicar al bien común: la seguridad de los ciudadanos.

-Justo quería pedirle su opinión sobre el lento avance de la investigación en la Fiscalía de los llamados ‘JJ Papers’, la documentación hallada en el allanamiento a la casa de José Franco, hombre de confianza de Jaime Nebot.

Pero ese es un tema que maneja la Fiscalía, que es un organismo independiente del Gobierno. No me puedo pronunciar porque no tengo conocimiento.

-Dentro de lo que sí está en su mano, ¿tiene evidencias el Gobierno de que los servicios de alimentación y de agua de las cárceles están contaminados por las bandas?

Lastimosamente, tengo que confirmar esas denuncias, por más esfuerzos que hemos hecho. Parece que queda limpio un centro carcelario, pero a las 48 horas, nuevamente, está penetrado con armas, drogas, explosivos, drones... Evidentemente, tiene que ver con conexiones externas.

Aparte de las cárceles, en los hospitales no han cesado las denuncias por falta de insumos y medicamentos, a la espera de que arranque el plan de externalización de farmacias anunciado desde febrero.

Yo tengo que creerle a mi
ministra (de Salud) sobre
el abastecimiento de
hospitales. Ha sido una
ministra eficiente; ha
demostrado liderazgo
en el proceso de
vacunación

-Pacientes y médicos reclaman medicinas y materiales; la ministra desmiente el desabastecimiento. En el Pablo Arturo Suárez, por citar el último caso, dice que está al 80 %. ¿Quién falta a la verdad?

Tengo que creerle a mi ministra (de Salud) sobre el abastecimiento de hospitales. Ha sido una ministra eficiente; ha demostrado liderazgo en la vacunación.

-¿Puede dar como argumento de descargo a las denuncias de desabastecimiento de hospitales que están al 80 %? ¿No deberían estar al 100 % para funcionar bien?

Deberían estar al 100 %. Estoy de acuerdo, pero resolvamos una parte importante del pastel de las medicinas a través de este sistema de externalización y, luego, vamos achicando el problema para lograr los estándares que usted señala. Es lo correcto.

-Con la externalización no se soluciona la falta de insumos - hilo de sutura o alcohol, etc.- o tratamientos de dentro del hospital...

Si el consumo de medicinas es mayoritariamente en pacientes de consultas externas, ya nos quedará solo el problema de las medicinas que se consumen en los hospitales. Obviamente deberemos mantener un inventario mínimo, pero será un problema más pequeño. La externalización va a ayudar a tener el inventario justo a tiempo en la farmacia cerca de las casas de los pacientes y lejos de las manos de estos directores de hospitales que en el pasado hemos oído que todos cometían actos de corrupción. Se va a acabar este gran pedido político de hospitales al Gobierno, que no hemos repartido ni uno.

Se vienen elecciones municipales y provinciales. Lasso reconoce que CREO es un partido joven que tendrá un reto en completar cuadros.

-¿Irá a la reelección usted?

informe conaie

La CONAIE ya no quiere diálogo, va por una movilización indefinida en contra del Gobierno

Leer más

La verdad es que estoy tan ocupado en los problemas de seguridad, de la economía, de la falta de empleo..., que no he tenido tiempo para pensar en eso.

-¿A qué achaca, en su gestión, la caída en popularidad?

Es un desgaste natural, producto de la toma de decisiones. No puedo yo manejar un Gobierno con un objetivo de tener el 100 % de popularidad. Hay decisiones que no son populares, pero son convenientes. En materia económica, hemos saneado las finanzas públicas, pero hubo que pasar por una ley como la del año pasado, que produjo desgaste. A uno no le eligieron para ser un muñequito de adorno de una vitrina, para decir ‘qué bonito’.

-Una de sus promesas de campaña, la de exponer y hacer pagar impuestos a evasores, está en el aire...

No está en el aire. Eso que usted señala es una razón para crear un sistema de recaudación de impuestos precisamente que detecte a esas personas de alto perfil, de una vida acomodada, pero cuyo pago de impuestos no corresponde. Hay gente con autos de lujo, que alardean en fotos pero, por su pago de impuestos, no tendrían ni para una bicicleta. Va a haber un cambio en el Servicio de Rentas Internas el 30 de mayo. Va a asumir el cargo Francisco Briones, de mi equipo.

-¿El SRI no cumple su rol?

En términos de recaudación, las cifras han mejorado. Pero no es suficiente. También hay que ir a cobrarle a los que nunca pagan. Para evitar cobrarle siempre a los que siempre pagamos.