Actualidad

Guillermo Lasso: “Bajar los sueldos es impensable; no lo haríamos nunca”

ENTREVISTA. El líder de CREO corre por tercera vez en unas elecciones presidenciales. No rehúye a las preguntas sobre sus posesiones y es tajante en defender la dolarización

Guillermo Lasso en entrevista para las elecciones 2021
El candidato presidencial de CREO-PSC, Guillermo Lasso, en entrevista este miércoles en Diario EXPRESO.ÁLEX LIMA / EXPRESO

- Usted ha dicho que no subirá impuestos, sino que retirará algunos. Que hay que ser eficiente en el gasto. Pero para eso, hacen falta desembolsos iniciales si es que se despiden funcionarios o si es que se ponen al día empresas públicas que deben fusionarse.

- Iremos poco a poco, porque lo que usted señala es muy cierto. Pero si usted provoca despidos masivos, que no lo vamos a hacer en el sector público, va a provocar también un problema en la economía. Porque es un conjunto de ecuatorianos que van a dejar de consumir y, al dejar de consumir, la empresa no vende y si no vende, no invierte. Yo apunto a un objetivo fundamental en cinco años: duplicar la producción petrolera del Ecuador, lo cual implicará mayores ingresos para el Fisco, por un lado, y por otro lado, promover inversión que genere empleo en cinco años.

- Eso, en cinco años; pero ¿qué hará el primer año si llega a Carondelet?

- Mire, desde el día 25 de mayo llamaremos a todas las empresas extranjeras. Incluso antes. Iré a buscar inversión extranjera, principalmente, en petróleo. También en minería, energía eléctrica y telecomunicaciones.

- Hay urgencias fiscales que no esperan a que llegue la inversión, ¿no necesitará deuda?

- A los ecuatorianos no les gusta que el Gobierno se endeude, porque eso es patear el problema al futuro. Ni que se suban los impuestos, porque es quitar dinero del bolsillo de las familias para ponerlo en el bolsillo del Estado, que no es el Estado, sino cuatro pillos que se roban el dinero de los ciudadanos. Por lo tanto, debemos aumentar los ingresos del Estado y con eso, apuntar en el mediano plazo a un déficit cero. Es decir, cero deuda, cero impuestos, cero déficit.

Hay un sector de la población ecuatoriana que simpatiza con el correísmo y que tiene derecho a tener su propio candidato. Políticamente, es lo justo y lo correcto.

- ¿Puede asegurar el Guillermo Lasso candidato que un eventual Guillermo Lasso presidente no adquirirá más deuda y no subirá ningún impuesto?

- En la campaña anterior me comprometí ante notario público a no subir los impuestos y lo voy a actualizar para esta campaña. En segundo lugar, en términos de endeudamiento, obviamente, no le puedo asegurar que el primer día no tomaremos deuda, porque se necesita incluso para hacer un ‘revolving’ del stock actual de deuda. Pero apuntaremos a que en cuatro años, el stock de deuda baje y no incrementen los impuestos.

- Hace cuatro años tuvimos una entrevista similar, ¿la radiografía del país ha cambiado? ¿Cree, al menos, que las cuentas que deja este Gobierno son más claras?

- Tenemos más deuda, creo que tenemos más déficit y, en materia de transparencia, está por verse.

- La dolarización ha vuelto al debate, ¿la mantendrá?

- Ningún ecuatoriano quiere que le saquen dólares del bolsillo y le pongan correítas en reemplazo. Definitivamente, no. Vamos a fortalecer la dolarización y eso es un objetivo claro de nuestro Gobierno. No estamos jugando con un término alternativo. No existe la desdolarización amigable. Eso es falso. Lo que quiere ese candidato es una moneda propia para volver a los ciclos de grandes devaluaciones, de gran inflación.

- ¿Proteger a la industria local o abrirse al mercado internacional?

- Vamos a ser muy cuidadosos porque no se trata de destruir empleo, pero yo creo que Ecuador tiene que abrir su economía. Ecuador puede ser el granero del mundo. Allí, en el mundo, está la gran oportunidad. Y, por otro lado, necesitamos inversión del mundo en Ecuador. Pero no podemos pretender abrir la puerta para vender productos y cerrarla cuando nos quieren vender. Yo favorezco los acuerdos de comercio, comenzando por EE. UU.

- El sector privado dice que el país no es competitivo por, entre otras cosas, el costo de mano de obra. ¿Tocará el salario básico?

- Bueno, bajar los sueldos sería impensable. Eso no lo vamos a hacer nunca. Lo que sí vamos a hacer es conversar con el sector privado y ver mecanismos novedosos que generen oportunidad laboral para quien no tiene empleo. Mire, 5,2 millones de ecuatorianos viven en la informalidad, en el subempleo y en el desempleo. La mayoría son mujeres y son jóvenes.

Detalle de Guillermo Lasso
Detalle. Guillermo Lasso firmando un ejemplar de su libro.CORTESÍA BOLÍVAR PARRA

- Si usted llegase a la Presidencia y un medio de comunicación publica un caso de corrupción de su Gobierno, ¿qué hará?

- En primer lugar, leer bien la información, investigar y tomar todas las decisiones necesarias para erradicar la corrupción. El problema no es el del mensajero.

- La ley de comunicación sigue ahí y las autoridades, tanto nacionales como locales, aún se aferran a ella para presionar.

- Tenemos que derogar la Ley de Comunicación. Así tenemos medios independientes, mucho más fuertes, más sólidos. Más sólidos económicamente para poder expandir su plantilla de periodistas. Porque el periodismo de investigación creo que es el contrapeso al poder, al gobierno. Se necesita un buen periodismo de investigación y de calidad. Mire lo que dice la ley de comunicación sobre la publicidad de alcohol. Está prohibida en medios, pero vea usted por la ciudad, en las fachadas de los grandes edificios... ¿Ahí sí se puede hacer publicidad? ¿Por qué no se puede en los medios? ¿Por qué cree que impusieron ese exceso de control? Porque el correísmo quería ponerle la soga al cuello al periodismo.

500 millones de dólares (del caso Isspol) no se esconden en un clóset ni se llevan en un maletín. Cuando se ordenó la transferencia, ¿quién fue el beneficiario? Debe haber un banco de por medio.

- El IESS tiene una crisis de iliquidez, ¿hay que aumentar los aportes, los años para jubilarse?

- Uno de los barriles sin fondo que tiene Ecuador es el sistema de Seguridad Social. Tenemos que trabajar en eficiencia. Usted en salud tiene un presupuesto cercano a los 2.000 millones de dólares al año y todo Ecuador se queja de la mala calidad del servicio. Y vea los escándalos de corrupción que aparecieron en la pandemia. Hay mucha tela que cortar en la lucha contra la corrupción.

- De Isspol han desaparecido más de $ 500 millones, ¿es justo que el Gobierno se comprometa a cubrir ese hueco con dinero de los contribuyentes?

- Definitivamente que no. Porque no es cubrirle al policía jubilado, es cubrirle al corrupto que se robó lo que se robó del sistema de Seguridad Social. Una cosa es la obligación del Estado de garantizar la jubilación de los policías y otra muy distinta que una vez que pagó el valor de la jubilación, los administradores sean poco prolijos, por no llamarlos presuntamente corruptos. Pero el daño ya está hecho. Hay que recuperar el dinero, porque usted no esconde 500 millones de dólares en un clóset ni se lo lleva en un maletín. Hay que seguir la ruta del dinero y la pregunta está en la espalda al tesorero: cuando usted ordenó una transferencia, ¿quién fue el beneficiario? Tiene que haber un banco de por medio. Y ese banco, seguramente internacional, tiene que responder por ese dinero.

- ¿Debería reformarse la ley para que los condenados por corrupción no accedan a prelibertad hasta cumplir con la reparación?

- Me parece que es una muy buena propuesta, que si el dinero no ha sido recuperado, pues se mantenga en la cárcel. Que no haya ningún premio de buen comportamiento para que salgan antes de hora. Pero el objetivo en materia de lucha contra la corrupción es promover una Comisión Internacional de lucha contra la corrupción. Algo parecido a lo de Guatemala. Pediré ayuda a la ONU.

El poder cambia a la gente y si alguien de las filas de CREO se atreve a cambiar, le caerá el peso de la ley. Téngalo por seguro. Nosotros no tenemos rabo de paja ni conexión con el pasado.

- Todos los candidatos prometen luchar contra la corrupción, pero en un reportaje de EXPRESO, solo uno fue transparente sobre sus posesiones.

- El día que usted quiera puede tomar una foto en mi casa, usted ha estado en mi casa para entrevistarme. No tengo ningún problema. ¿Quiere tomar otra foto en la casa en la playa? He hecho una ampliación y acabo de terminarla. Ha quedado muy bonita. Ando en un auto Toyota Land Cruiser blindado. Mi esposa tiene un auto también. Este es nuestro estilo de vida. Yo no tengo ningún problema en compartirlo en lo absoluto.

- Los demás candidatos no han compartido esta información. ¿Es incómodo?

- De mi lado, no lo es. ¿Cómo quiere que le envíe la información?

- Entre sus filas, ¿qué filtro pasan para que los representantes de CREOno sean, en el futuro, señalados por irregularidades?

- Nosotros no tenemos rabo de paja, no tenemos conexión con el pasado. Por lo tanto, no nos importa que caiga quien caiga. Incluso si son cercanos a nosotros.

- Eso decía también este Gobierno. ¿Puede usted hoy poner la mano en el fuego por todos los que correrán en las elecciones bajo las siglas de CREO?

- En esta campaña estamos trabajando con nuestra propia gente. Todos aquellos que han formado parte del movimiento desde hace 12 años, a quienes hemos conocido. Ahora bien, el poder cambia a la gente y si alguien se atreve a cambiar, bueno, le caerá el peso de la ley. Téngalo por seguro. Voy a poner mano dura para luchar contra la corrupción: la del pasado, la del presente y también la del futuro.

- ¿Le favorece a su candidatura que haya un candidato correísta para acaparar así el apoyo de quienes no quieren volver al régimen anterior?

- Hay que ser claros y justos. Yo no tengo ninguna coincidencia con el correísmo y lo enfrenté en las calles cuando pretendía la reelección indefinida, pero hay que reconocer que hay un sector de la población ecuatoriana que simpatiza con esa corriente política y que tienen derecho a tener su propio candidato. Políticamente, es lo justo y lo correcto.