Guayaquil: Desembarcan a filipino fallecido en el buque "Morning Chorus"

  Actualidad

Guayaquil: Desembarcan a filipino fallecido en el buque "Morning Chorus"

El occiso presentó fiebre alta durante la travesía entre Chile y Corea, luego de lo cual murió, y su nave debió atracar en Ecuador el lunes

filipino1
Guardacostas y autoridades sanitarias se acercaron al buque donde murió el filipino.cortesía

La Capitanía de Puerto de Guayaquil y una lancha Guardacostas, en representación de la Autoridad Marítima Nacional, realizan en estos momentos protocolos de bioseguridad para el desembarco de un filipino fallecido hace cinco días, a bordo del barco "Morning Chorus" que, por este motivo, el 10 de mayo debió hacer un arribo fozozo al país.

buque

Arribo forzoso a Ecuador de embarcación de Singapur con posible caso de covid-19

Leer más

Una delegación de autoridades de salud y de Criminalística forman parte de esta delegación dispuesta por el COE Nacional. "Hasta el momento por las condiciones de oleaje se está coordinando la forma más segura de desembarcarlo para luego transportarlo a Guayaquil y enviarlo a su país de origen", indicó la Armada.

Mediante un comunicado, el Capitán de Puerto de Guayaquil, Danilo Espinoza, explica sobre las actividades realizadas por parte de la Autoridad Marítima para el desembarco del occiso, cuyo nombre es Lirac Neil Nartolome, de nacionalidad filipina, de 45 años, y quien durante la travesía desde Chile hacia Corea, había presentado fiebre alta, luego de lo cual falleció.

Las autoridades señalaron que durante el arribo y permanencia de la nave, una unidad guardacostas ha dado seguridad permanente en el área. En ese sentido, Espinoza explica que, acorde a lo establecido en acuerdos internacionales y el protocolo de arribo y atraque de buques, solicitó la activación de los protocolos para la atención de los requerimientos realizados por el capitán de la nave a fin de salvaguardar la salud de la tripulación.

filipino
El operativo para atender la emergencia comenzó el lunes 10 de mayo en Guayaquil.cortesía