Una gran herencia de recortes, deficit y deuda

  Actualidad

Una gran herencia de recortes, deficit y deuda

No será un inicio sencillo. El próximo gobierno empezará su gestión con un presupuesto de 29.835 millones de dólares.

Uno de los grandes problemas del país es también la caída de las ventas del sector comercial, que es una de las fuentes de ingresos para el fisco por los impuestos que genera. Aunque en las últimas semanas las ventas aumentaron, esto solo será temporal.

No será un inicio sencillo. El próximo gobierno empezará su gestión con un presupuesto de 29.835 millones de dólares. El mismo monto de este año, por ser una asignación prorrogada. El conflicto es que las cuentas estatales tienen, actualmente, números rojos en varios segmentos.

Según cifras del Banco Central, el Gobierno central -Presidencia, Asamblea, cortes, ministerios, consejo electoral, entre otros- tiene un déficit de 2.221 millones de dólares. Es decir, los ingresos fueron inferiores a los gastos. De enero a septiembre, los egresos sumaron 16.042 millones de dólares. Lo que entró, en el mismo periodo, fue de 13.821 millones.

En la lista de ingresos están 1.354 millones de dólares por exportaciones de crudo y venta de derivados. También hay 10.632 millones por tributos.

Leonardo Orlando, director general del Servicio de Rentas Internas (SRI), explicó que las aspiraciones de recaudación son inferiores a las calculadas inicialmente. En noviembre de 2015 se proyectó 14.000 millones de dólares por tributos. Ahora, tras la caída de los primeros nueve meses del año, se estima obtener unos 13.300 millones de dólares. Sin embargo, Orlando ve con optimismo los últimos meses de 2016.

La consultora económica Multienlace destaca que impuestos como el IVA y el gravado a la Salida de Divisas (ISD) fueron los de mayor contracción. Sus reducciones anuales fueron del 20,6 % y 16,7 %.

No es la única noticia negativa. Los gastos crecieron: solo en salarios hubo facturas por 6.318 millones de dólares. En 2015, de enero a septiembre, el rubro fue de 6.173 millones.

Esto supone una complicación porque, de mantenerse el escenario, el próximo presidente tendría menor capacidad de acción y mayores gastos. Cómo cumplir las ofertas, se pregunta el exmiembro del Directorio del Banco Central, Marcos López, cuando el margen es limitado en todos los frentes.

López cita como ejemplo la deuda pública. El monto global, según el Ministerio de Finanzas, es de 37.108 millones de dólares a octubre. Es decir, 38,6 % del Producto Interno Bruto (PIB). El límite legal es el 40 %. El nuevo mandatario no podría contratar nueva deuda para cumplir su labor.

El gobierno posesionado en mayo de 2017 podrá hacer cambios presupuestarios para el segundo semestre del año. Candidatos como Paco Moncayo, Cynthia Viteri y Guillermo Lasso ya han anunciado reformas y refinanciamiento si llegan a Carondelet.