Un Gobierno continuista

  Actualidad

Un Gobierno continuista

Los nombres del nuevo equipo de trabajo del presidente electo Lenín Moreno llegaron por Twitter.

Encuentro. Los nuevos ministros y secretarios de Estado en una reunión de trabajo con el presidente.

Los nombres del nuevo equipo de trabajo del presidente electo Lenín Moreno llegaron por Twitter. El mismo Moreno publicó la lista de 43 funcionarios pasadas las 10:00 de ayer, junto con los cargos que ocuparán desde hoy. El informal anuncio confirma los nombres preliminares que trascendieron la semana pasada durante una reunión de trabajo en la Casa de Campaña en Quito.

Moreno elimina los seis ministerios coordinadores y la Secretaría de la Administración Pública (cuyas funciones serán reasignadas en otras instancias gubernamentales); divide en dos la cartera de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca; crea la Secretaría Técnica del programa ‘Toda una Vida’, así como dos consejerías presidenciales: la de Política Económica y la de Hábitat y Ambiente.

El nuevo equipo, a simple vista, parece distinto al del presidente saliente Rafael Correa, al separarse de los rostros repetitivos de los últimos años que cambiaban de un ministerio de Estado a otro, o se mantenían inamovibles. No obstante, al comparar a ambos en cifras son casi iguales.

La supremacía de funcionarios quiteños se mantiene y aumenta su presencia del 48 % en el antiguo Gabinete al 52 % en el nuevo. Los oriundos de Guayaquil siguen en el segundo lugar y bajan del 26 % al 22,2 %. Les siguen Cuenca y otras ciudades como Quevedo, Chone, Ibarra, Cayambe, Portoviejo, Salcedo y la cuota de un extranjero. En un vistazo por regiones, la Sierra consolida su predominio frente a la Costa.

No hay nadie oriundo de Galápagos, ni de la Amazonía, a excepción del presidente electo.

La presencia femenina crece en el nuevo equipo, pero no deja la etiqueta de minoría frente al número de hombres. El 37,1 % corresponde a mujeres, frente al 62,8 % de hombres. El Gabinete saliente registra una cuota de 33,3 % de damas y 66,6 % de varones.

Las edades de los nuevos ministros y secretarios evidencian que el equipo de Lenín Moreno es un año mayor al de Rafael Correa. La edad promedio del Gabinete entrante es de 45 años.

El secretario técnico de la Reconstrucción, Carlos Bernal, se alza como el funcionario más joven con 31 años de edad. Más del doble tiene el designado ministro de Cultura, Raúl Pérez Torres, siendo el de mayor edad de todos (76). La mayoría de los funcionarios designados están en el rango de edad de los 40 a 49 años. Siguen los que están entre los 30 y 39, luego los de 50 a 59, y por último los que registran de 60 a 76 años de edad.

Viendo los rostros, el nuevo equipo agrupa a desconocidos y otros no tan desconocidos en el actual régimen. En esta última categoría están los que repiten en el mismo cargo u otro (8), los que regresan al Gabinete y al Gobierno (4) y exasambleístas que no pudieron reelegirse (3). También un legislador recién posesionado y dos exalcaldes.

No falta la cuota de los aliados al nuevo Gobierno. Iván Espinel, líder del movimiento Fuerza Compromiso Social y contrincante presidencial de Moreno en la primera vuelta electoral, ahora será el ministro de Inclusión Económica y Social. Mientras que el movimiento Centro Democrático Nacional levanta el Ministerio de Trabajo, ahora con Raúl Ledesma, el director nacional de la organización liderada por el prefecto Jimmy Jairala, a la cabeza.

No es posible precisar si Humberto Cholango, secretario del Agua designado, responde o no a un entendimiento de Moreno con la comunidad indígena. Sus altos dirigentes no ven con buenos ojos el acercamiento del también dirigente indígena con el nuevo Gobierno.

Todos ellos deberán delinear su campo de acción en torno a siete sectores para estructurar el trabajo gubernamental: Política, Producción, Política Exterior, Seguridad Social, Hábitat y Vivienda, Infraestructura y Recursos Naturales No Renovables.

El nuevo equipo de Moreno tomará posesión a las 19:00 de hoy en un evento en la plaza de la Independencia, en el exterior del Palacio de Carondelet, después de la posesión oficial del presidente electo y de un almuerzo con las delegaciones extranjeras en el Palacio de Cristal de Itchimbía.

html