Glenda, entre lo real y lo ofrecido

  Actualidad

Glenda, entre lo real y lo ofrecido

Ya con la medalla de oro en su cuello, todos quieren contactar a la imbabureña Glenda Morejón. La campeona mundial de marcha sub-18, ahora escucha promesas, unas cumplidas y otras que esperan por serlo.

Reconocimiento. La joven marchista Glenda Morejón, de 17 años, posa con algunos de los presentes entregados ayer, entre ellos, un cheque de 1.500 dólares para su preparación.

Ya con la medalla de oro en su cuello, todos quieren contactar a la imbabureña Glenda Morejón. La campeona mundial de marcha sub-18, que entrenaba con los zapatos parchados, ahora escucha promesas, unas cumplidas y otras que esperan por serlo.

Los primeros fueron sus vecinos. Uno de ellos, Iván Erazo, le regaló dos pares de zapatos de entrenamiento. A nueve días de la presea, la Federación Deportiva de Imbabura (FDI) organizó un evento público para homenajearla. Ayer esa entidad le entregó indumentaria y un cheque de 1.500 dólares.

La empresa privada también se unió. La concesionaria de autos Imbauto le regaló una bicicleta para que se ejercite. Seguros Sucre, en cambio, le otorgó una póliza de vida para ayudarla con su preparación. Miriam Calderón, gerente del Banco del Pacífico sucursal Ibarra, se hizo presente con una contribución económica.

World Computer, distribuidor de productos tecnológicos, le dio la opción de escoger cualquier producto que desee en sus almacenes. Empresas pequeñas como Iron Fitness Center también quieren colaborar. Por un año, ella y su entrenador Geovan Delgado podrán acceder a sus instalaciones y a otras dos empresas, un centro odontológico y de fisioterapia, para que se atiendan.

Glenda dijo estar agradecida por la ayuda que hasta el momento ha recibido, pero quiere que se mantenga, pues el objetivo es llegar a los Juegos Olímpicos de Pekín 2020.

“Quiero felicitar a todos mis compañeros deportistas, que día a día nos esforzamos para conseguir los triunfos y así dejar en lo más alto el nombre de la provincia y del país”; con esas palabras Morejón hizo un pedido en especial a la FDI para apoyar a los entrenadores.

Otro de los ofrecimientos que recibió fue una beca en la Universidad Yachay Tech. En conversaciones también se encuentra el asesoramiento de la empresa que maneja la imagen del futbolista ecuatoriano Antonio Valencia, además la promesa de un bono por parte de Almacenes Tía. Ella espera que se concrete.