Actualidad

El gasto en obras caera $ 1.000 millones en 2018

Esta semana llegará la proforma 2018 a la Asamblea. El Gobierno prevé no superar la barrera de los $ 36.000 millones.

10.000 millones aproximadamente se requerirán para el pago de servicio a la deuda.

A ajustarse más el cinturón. En 2018 el gasto en obra pública o de inversión se reducirá cerca de 1.000 millones de dólares, en comparación con este año. Así lo aseguró a EXPRESO Carlos de la Torre, ministro de Finanzas.

Esta caída se reflejará en la proforma 2018, que el Ejecutivo prevé enviar en estos días a la Asamblea para su análisis y aprobación. En 2017 el gasto en inversión o en obra llegó a 4.490 millones de dólares.

Como todos los años, la Constitución dispone que la proforma debe ser presentada por parte del Ejecutivo 60 días antes de que comience el año fiscal, es decir hasta el 1 de noviembre. La Asamblea tendrá un mes para controlar que dicho presupuesto se adecúe a la Constitución, a la ley y al Plan Nacional de Desarrollo.

Se espera que la proforma 2018 no supere los $ 36.000 millones, dijo De la Torre. Este año la proforma alcanzó los $ 36.818.

“Estamos haciendo todos los esfuerzos a nivel de Gobierno central para que el nivel de gasto total no supere el de la proforma 2017. Si puede ser menor, mejor”, dijo De la Torre.

Para reducir los gastos, explicó el ministro de Finanzas, el Gobierno tiene previsto dejar de invertir en obra pública.

Sobre los cerca de $ 1.000 millones que hacen falta para concluir las obras que dejó el anterior Gobierno, el ministro Carlos de la Torre señaló que esa es una cifra preliminar y que se deberá hacer una valoración “mucho más precisa” y también un “ejercicio de priorización”.

Por esta razón, el monto no será incluido en la proforma 2018, dijo el funcionario.

Del otro lado, el de los ingresos, se espera un incremento de unos $ 1.500 millones. De esa cantidad, cerca de 1.100 millones serán por recaudaciones de los $ 0,10 de la tasa a todas las importaciones y el incremento de los aranceles que espera implementar el Gobierno.

En el caso del incremento del Impuesto a la Renta, del 22 al 25 %, una mayor recaudación se evidenciará en 2019, dijo De la Torre, debido a que en caso de que se apruebe la ley las reformas tributarias tomarán en cuenta el 2018.

Mientras que las necesidades de financiamiento, es decir la deuda que el Fisco necesita para el próximo año, serán de aproximadamente $ 10.000 millones.

Para el exministro de Finanzas Fausto Ortiz, no hay claridad sobre a cuánto ascenderá el déficit fiscal. Al cierre de 2017 Ortiz estima que el déficit llegue a $ 6.000 millones. El Gobierno aspira a 4.700 millones.

html