Se fugó de cárcel en Guayaquil y tuvo tiempo hasta para tomarse fotos

  Actualidad

Se fugó de cárcel en Guayaquil y tuvo tiempo hasta para tomarse fotos

Un sujeto que escapó de la cárcel de máxima seguridad de Guayaquil se hizo autorretratos mientras fugaba. Ya fue recapturado

fuga selfies carcel guayaquil
El sujeto pagaba una sentencia de 34 años y 8 meses por el asesinato del policía César Vallejo.Cortesía

Las fotografías encontradas en su teléfono móvil asombraron a más de uno. Al sujeto, al parecer, no le bastó haber arriesgado su vida para escapar del área de Máxima Seguridad del Centro de Privación de Libertad Zonal 8, Regional Guayas, de Guayaquil, porque una vez fuera, empezó a hacerse selfies.

PRESO RECAPTURADO

Policía recaptura a un fugado de la cárcel de Ibarra

Leer más

En las imágenes se observa maleza, la pared del recinto carcelario, una torre de vigilancia y, obviamente, a él. El individuo tampoco habría temido que alguien, a lo lejos, notara la luz que proyectan las pantallas de los celulares.

La evasión se registró durante la madrugada de este martes 26 de mayo de 2020. El individuo fue identificado como Carlos Alfredo Luna Usma, de 26 años.

fuga selfies carcel guayaquil
Las fotografías encontradas en su teléfono móvil asombraron a más de uno.Cortesía

El sujeto pagaba una sentencia de 34 años y 8 meses por el asesinato del policía César Vallejo, ocurrido en el sector San Valentín, del cantón Lago Agrio, en la provincia de Sucumbíos.

El individuo fue presuntamente interceptado por el gendarme cuando escapaba de cometer un robo, junto a un compinche. Y fue en ese instante que el uniformado fue baleado.

Por su peligrosidad, Luna Usma fue derivado a la cárcel porteña, considerada la más segura del país.

Recaptura

Tras el suceso, el caso fue tomado por agentes de la Subdirección de Investigación de Delitos contra el Derecho a la Propiedad (Sidprobac), quienes en el transcurso del día localizaron al sospechoso a pocos kilómetros del recinto penitenciario, en la cooperativa San Francisco, del noroeste de la urbe.

El sospechoso fue encontrado con dos teléfonos celulares.

En la fotografía que los agentes tomaron tras su localización, se observa al individuo relajado, como si nada hubiera sucedido.